María Carolina Uzcátegui propone posponer la primaria y solicitar el apoyo del nuevo CNE

2
325

María Carolina Uzcátegui, exvicepresidenta de la Comisión Nacional de Primaria, ha propuesto aplazar las elecciones internas de la oposición, programadas para el 22 de octubre, y solicitar el apoyo técnico y logístico del nuevo Consejo Nacional Electoral, presidido por Elvis Amoroso, un miembro del chavismo y con antecedentes de inhabilitación política.

Uzcátegui sugiere suspender temporalmente las primarias y considerar la posibilidad de organizar unas nuevas elecciones internas. Argumenta que las condiciones actuales no son las más favorables, ya que no hay una fecha definida para las elecciones presidenciales. Sin embargo, sigue defendiendo las primarias como un método adecuado para seleccionar a un candidato y lograr una propuesta unificada.

Durante una rueda de prensa, Uzcátegui destacó que el CNE podría organizar unas primarias en poco tiempo, citando el ejemplo de cuando el Poder Electoral organizó las elecciones presidenciales en un mes y medio después del fallecimiento de Hugo Chávez en 2013. Sin embargo, también señaló que en Venezuela no se reconoce fácilmente los errores y se evita admitir cuando se desvían de la agenda planificada. Uzcátegui considera que es necesario cambiar esta actitud y abordar los asuntos con seriedad y responsabilidad.

La ingeniera también critica el proceso actual por no cumplir con las expectativas de los venezolanos. Plantea preocupaciones sobre qué ocurriría si un candidato inhabilitado ganara las primarias y no pudiera postularse en las elecciones presidenciales de 2024. También menciona los posibles escenarios de que el candidato resulte inhabilitado después de ganar, como ocurrió en el estado Barinas con Freddy Superlano, o incluso un escenario trágico similar al de Ecuador, donde asesinaron al precandidato Fernando Villavicencio.

Uzcátegui considera que el sector político tiene una deuda pendiente con el país, ya que no se ha definido claramente si participarán o no con el CNE y cómo se abordará el tema de los candidatos inhabilitados. Estas son preguntas a las que los ciudadanos no han recibido respuestas.

Para Uzcátegui, estas situaciones demuestran que podría haber muchos obstáculos e inconvenientes que dificultarían el desarrollo de las primarias. Y lo último que el país necesita es otra decepción. A su juicio, las primarias han sido desvirtuadas por una organización que no responde a las necesidades del país y se han convertido en una lucha de intereses particulares, contrapuestos y alejados de los intereses colectivos. Uzcátegui enfatiza que el país no tiene claridad sobre si se elegirá a un candidato con posibilidades de llegar a la presidencia o simplemente a un nuevo líder de la oposición que desviará el camino democrático.

Uzcátegui reafirma las preocupaciones que expresó cuando renunció como vicepresidenta de la Comisión de Primaria, subrayando la necesidad de tomar en cuenta estas advertencias.

2 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.