María Corina Machado calificó de peligrosa la suspensión de la oficina de DD HH de la ONU en Venezuela

0
214

María Corina Machado expresó el viernes su preocupación por la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de suspender el trabajo de la oficina de Derechos Humanos de la ONU en Venezuela. Según Machado, esta medida es peligrosa en un momento en el que se está viviendo una ola represiva por parte de las autoridades para evitar elecciones presidenciales libres y transparentes, que se espera que se celebren este año en una fecha aún por determinar.

Machado, quien fue elegida como candidata presidencial por la oposición mayoritaria pero fue inhabilitada por el gobierno para participar, afirmó que la suspensión de la oficina de Derechos Humanos, junto con la expulsión de 13 de sus funcionarios del país, es una nueva arbitrariedad que dificulta el acceso a información veraz, el acompañamiento a la sociedad civil y la defensa y protección de las víctimas.

En un comunicado difundido el viernes, la opositora instó a la comunidad internacional a presionar para que Venezuela pueda experimentar un cambio político pacífico, al que millones de personas se han comprometido en los últimos meses, según expresó. Con la salida de la oficina de Derechos Humanos, advirtió que aumenta el riesgo de que se impida ese cambio, pero afirmó estar dispuesta a organizar al país con el apoyo de su equipo para las elecciones libres que deben celebrarse este año.

Machado subrayó que el éxito de los comicios dependerá de la comunidad internacional, ya sea que se lleven a cabo con protección y acompañamiento o sin este apoyo, lo que conllevaría implicaciones y costos. En este sentido, hizo un llamamiento especial a los gobiernos latinoamericanos para que eleven su reclamo y exijan la permanencia de la oficina de la ONU en Venezuela.

Tras la suspensión de la oficina, que tuvo lugar el jueves, la oposición, ONG, organizaciones internacionales y diversos gobiernos rechazaron la decisión del gobierno. Según el canciller Yván Gil, la oficina ha actuado con parcialidad y ha buscado impunidad para personas involucradas en intentos de magnicidio, golpes de Estado y conspiraciones. Sin embargo, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU anunció que continuará su labor de asistencia técnica, monitoreo y presentación de informes para evaluar de manera creíble la situación de los derechos humanos y los desafíos desde el terreno.