María Corina Machado rechazó negociar antes de las primarias

0
540

María Corina Machado, quien tiene la primera opción de triunfo para la primaria de la oposición, volvió a cuestionar el diálogo con el régimen.

POR DIARIO LAS AMÉRICAS

Hace 8 meses se suspendió la negociación entre el régimen de Nicolás Maduro y los representantes de la Plataforma Unitaria, después de que los integrantes del grupo negociador del gobierno venezolano condicionaran la reanudación de las conversaciones a la concreción del acuerdo firmado para crear un fondo humanitaria de 3.000 millones de dólares para atender la emergencia humanitaria compleja que sufre el país.

La reanudación de las conversaciones fue uno de los temas bilaterales de la reciente cumbre entre los países de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en donde se abogó para que las partes regresaran a la negociación. Sin embargo, no todos los integrantes de la oposición venezolana avalan este tipo de iniciativa.

María Corina Machado, quien tiene la primera opción de triunfo para la primaria de la oposición, volvió a cuestionar este tipo de proceso, del que ha dicho que, de ganar la primaria, sustituirá a todo el grupo negociador, y planteará un nuevo proceso en donde se aborde realmente la salida de Maduro del poder.

Aunque en un comunicado conjunto la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe alentaron al Gobierno y a la oposición de Venezuela a entablar un diálogo «constructivo» que facilite un acuerdo entre ambas partes de cara a las elecciones de 2024, el exhorto no fue compartido por la organización de Machado.

A través de un comunicado de prensa, los integrantes de Vente Venezuela explicaron que en el pronunciamiento en conjunto no se reflejó el interés por “los Derechos Humanos, la libertad individual y la democracia representativa como valores absolutamente esenciales”.

Vente alertó a los países que participaron en la cumbre que “ninguna discusión económica o esfuerzo de integración puede darse sobre la base de que con estos regímenes (en alusión a Cuba, Nicaragua y Venezuela) es posible avanzar en esa dirección. Mucho menos, obviando a sus víctimas y a quienes sufrimos las consecuencias de enfrentarlos”.

Vente exigió a la UE y a la CELAC “un compromiso explícito con la liberación de más de 1.400 presos políticos que constantemente son sometidos a torturas o tratos crueles y degradamos en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, al tiempo que demandaron “toda la cooperación y acciones necesarias para impulsar la realización de elecciones libres y transparentes en estos tres países, con todo lo que ello implica y las garantías necesarias para que tengan éxito.

Los esfuerzos internacionales para reanudar el diálogo en México no se limitan a la Cumbre UE-CELAC.

CONTINUA LEYENDO…