Más de 2 mil muertos en Afganistán tras cuatro devastadores terremotos

0
400

El sábado pasado, una serie de terremotos devastadores sacudió el noroeste de Afganistán, causando la trágica muerte de al menos 2,000 personas. En el transcurso de una hora, se registraron al menos cuatro sismos con magnitudes que oscilaron entre 5.5 y 6.3. Esta terrible catástrofe natural se ha convertido en una de las peores en la historia de este país de Oriente Medio.

La provincia de Herat fue la región más afectada, con un área de impacto de aproximadamente 50 kilómetros. El epicentro se ubicó en Zendejan, una localidad en el valle del río Hari Rud, que cuenta con una población de alrededor de 10,000 habitantes.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), hubo seis terremotos en menos de una hora en esta zona. Los dos primeros sismos fueron los más fuertes, con una magnitud de 6.3. Ambos ocurrieron a unos 33 kilómetros al noreste de Zendejan, a profundidades de 14 y 10 kilómetros respectivamente.

Las réplicas posteriores también fueron devastadoras. El tercer temblor tuvo una intensidad de 5.5 y ocurrió a solo 29 kilómetros de Zendejan. El cuarto fue aún más fuerte, pero se registró a 35 kilómetros de la ciudad de Herat, con un hipocentro a 7.7 kilómetros de profundidad.

Estos terremotos dejaron un rastro de destrucción, con edificios, casas y oficinas reducidos a escombros. Según un portavoz de los talibanes, se reportaron al menos 2,000 personas muertas y cientos de heridos, aunque se espera que esta cifra aumente con el tiempo. Los servicios de emergencia ya se encuentran trabajando arduamente para hacer frente a los efectos de esta serie de temblores.

Estos terremotos se encuentran entre las cinco peores catástrofes naturales que ha experimentado Afganistán desde 1998, en términos de víctimas mortales. Además, es el segundo terremoto que afecta al país desde que los talibanes tomaron el poder en 2021. El año pasado, un sismo de magnitud 5.9 golpeó las provincias de Patilla y Khost, en el este del país, cerca de la frontera con Pakistán, dejando un saldo de 1,030 muertos y 1,500 heridos.

Los terremotos más mortales en la historia reciente de Afganistán ocurrieron en febrero y marzo de 1998. En ese año, dos temblores de magnitud 6 y 7 sacudieron el país, cobrando la vida de al menos 4,000 y 5,000 personas respectivamente.

En 2002, entre 1,800 y 3,000 personas murieron, otras 4,000 resultaron heridas y al menos 20,000 quedaron sin hogar después de un terremoto en el norte de Afganistán, con epicentro en la ciudad de Harin. Diez años después, dos terremotos de magnitudes 5.7 y 5.4 dejaron al menos 300 muertos en Baghlan.

El terremoto más fuerte registrado en el país ocurrió en octubre de 2015 en el noreste, con una magnitud de 7.5. En ese momento, 400 personas perdieron la vida en Afganistán y Pakistán.

Con información de Europa Press.