Más de 25.000 militares desplegados en Yapacana para erradicar la minería ilegal

0
274

El parque nacional Yapacana, ubicado en el estado Amazonas, ha sido el escenario de una importante operación militar para erradicar la minería ilegal. Más de 25.000 militares fueron desplegados en la zona con el objetivo de restablecer el orden y poner fin a esta práctica ilícita.

El comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Domingo Hernández Lárez, informó a través de su cuenta de Twitter sobre el despliegue de tropas y destacó que esta acción se realiza en cumplimiento de las órdenes del presidente Nicolás Maduro.

Desde julio, la FANB ha llevado a cabo diversos operativos en el parque nacional Yapacana, los cuales han resultado en la expulsión de más de 14.000 personas señaladas como mineros ilegales y en el desmantelamiento de más de 4.500 estructuras tipo campamentos utilizadas para esta actividad ilícita.

En los últimos días, se ha informado sobre la detención de 51 personas acusadas de practicar la minería ilegal en la Amazonía, la mayoría de ellas extranjeras. Entre los detenidos se encuentran 37 colombianos, 2 brasileños, 2 ecuatorianos y 1 peruano.

Hernández Lárez destacó que un tribunal autorizó la aplicación de medidas judiciales precautelares contra los acusados, lo que permite a la FANB tomar acciones ambientales para desmantelar campamentos y estructuras utilizadas en la minería ilegal, así como decomisar y destruir equipos y artefactos relacionados con esta actividad.

Es importante mencionar que, si bien se ha autorizado la aplicación de medidas judiciales, no se ha especificado si esto incluye la potestad para arrestar a civiles. Sin embargo, la resolución también hace hincapié en la importancia de manejar de manera adecuada las sustancias peligrosas presentes en los sitios donde se realiza la minería ilegal.

Con esta operación, el gobierno venezolano busca poner fin a la minería ilegal en el parque nacional Yapacana y restablecer el orden de acuerdo con la legislación territorial. La presencia de más de 25.000 militares en la zona demuestra el compromiso del país en la lucha contra esta práctica ilícita que afecta al medio ambiente y a los recursos naturales.