Más de 500 familias en Anzoátegui están en riesgo por el mar de leva

0
542

Las comunidades pesqueras del municipio Peñalver, en el estado Anzoátegui, están enfrentando una situación de riesgo debido a un mar de leva que se ha generado recientemente. Más de 500 familias se encuentran en peligro y están solicitando la atención de las autoridades estatales.

A pesar de los esfuerzos de los habitantes por frenar el agua utilizando rompeolas improvisados, esto no ha sido suficiente. La fuerza del agua ha logrado llegar hasta las casas de las familias, por lo que los pescadores están pidiendo la construcción de un rompeolas adecuado.

La situación ha sido evidenciada a través de videos publicados en redes sociales por los habitantes de El Hatillo y La Cerca, en Anzoátegui. Estos videos muestran la fuerza de las olas y la grave situación en la que se encuentran estas comunidades.

Es importante destacar que esta no es la primera vez que se registra un fenómeno similar en la zona costera de Venezuela. Durante el fin de semana, La Guaira también se vio afectada por el mar de fondo. Los habitantes reportaron los daños causados por las olas, lo que llevó al cierre de algunos balnearios cercanos a la playa.

Algunos usuarios de las redes sociales han comentado que este tipo de fenómenos ocurren cada año en esta zona del país. Por esta razón, han solicitado a las autoridades programas de enseñanza y prevención para que la población esté preparada y sepan cómo actuar en situaciones de este tipo.

El gobernador de La Guaira, José Alejandro Terán, ha informado que se prohíbe el uso de playas y balnearios en el estado durante el domingo debido al mar de fondo. Esta decisión se ha tomado en conjunto con las autoridades de Protección Civil y climáticas del estado, quienes han señalado que esta situación es consecuencia de las depresiones climáticas en el Caribe, especialmente debido al huracán Tami que se encuentra en esa región.

Es necesario que las autoridades tomen medidas urgentes para garantizar la seguridad de las comunidades afectadas por el mar de leva. Además, se deben implementar programas de prevención y educación para que la población esté preparada ante este tipo de situaciones. La protección de las familias y el bienestar de las comunidades costeras son prioritarios en momentos como estos.