Más de cuatro millones de migrantes y refugiados venezolanos en América Latina necesitan ayuda

0
286

La situación de los refugiados y migrantes venezolanos en América Latina y el Caribe es alarmante, según un informe presentado por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para los Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V). Según el informe, actualmente hay 6,5 millones de refugiados y migrantes venezolanos en la región, y más de 4 millones de ellos enfrentan dificultades para satisfacer sus necesidades básicas, como alimentación, atención médica, educación y vivienda.

La falta de medios de subsistencia estables dificulta la integración efectiva de los venezolanos en las comunidades de acogida y aumenta su vulnerabilidad a la trata de personas, el reclutamiento forzado y la violencia de género. Además, la mitad de los venezolanos en la región enfrentan barreras para acceder a la atención médica y no tienen suficientes recursos para cubrir sus necesidades básicas diarias.

El representante especial conjunto de la OIM y ACNUR para los Refugiados y Migrantes de Venezuela, Eduardo Stein, enfatizó la necesidad de apoyo internacional para abordar esta crisis humanitaria. Este apoyo permitirá que los venezolanos sean autosuficientes, se integren efectivamente en las comunidades de acogida y contribuyan al desarrollo de los países de la región.

El informe también destaca que aproximadamente el 19% de los niños y niñas refugiados y migrantes no asisten a la escuela, ya que muchos de ellos deben trabajar en empleos informales y mal remunerados para ayudar a sus familias. Además, a pesar de los avances en la regularización, un tercio de los refugiados y migrantes venezolanos no han podido regularizar su situación y se ven obligados a realizar trabajos mal remunerados e informales.

Ante esta situación, la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para los Refugiados y Migrantes de Venezuela hace un llamado a una mayor financiación por parte de los países de la región. Hasta ahora, solo se ha recibido el 12% de los fondos requeridos de los 1.720 millones de dólares solicitados en el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes. Es urgente actuar para salvar vidas y ofrecer oportunidades de estabilización e integración duraderas a millones de personas afectadas por esta crisis.