Más del 80% del personal de enfermería se ha ido del país tras agudización de la crisis

0
184

Salarios que no cubren el costo de la canasta alimentaria, precarias condiciones laborales y la agudización de la crisis económica son algunas de las causas de la migración de profesionales de enfermería del país, así lo indicó Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Profesionales de Enfermería de Caracas.

La Patilla

En la rueda de prensa organizada este viernes 17, por el Observatorio Social Humanitario (OSH) Ana Rosario insistió en que uno de los principales problemas que enfrentan los trabajadores venezolanos son los bajos salarios los cuales no les permiten tener calidad de vida. “La administración de Nicolás Maduro se ha caracterizado por ser el peor enemigo de la clase trabajadora de Venezuela. Un salario de 130bs que correspondía a $30 en 2022 hoy día se han convertido en $5,38, es decir, los trabajadores estamos en extrema pobreza”, enfatizó.

Contreras precisó que “en este momento no existen 120 mil enfermeras en el país. Más del 80% del personal de enfermería se ha ido. Es decir, que tenemos cerca de 35 mil, hay unidades que deberían tener 120 enfermeras y hoy tienen 1 o 2″. Denunció que “en lo que va del año 2023, sólo en la Maternidad Concepción Palacios tenemos 80 renuncias presentadas”, añadió que en el mismo lapso de tiempo han sido solicitadas al Colegio de Médicos de Caracas, al menos 25 solicitudes para ejercer en el exterior, situación que agudiza la crisis de salud en un país que transita una emergencia humanitaria compleja.

El gremio de enfermería se sumó a las protestas que llevan adelante el resto de los trabajadores exigiendo “salarios y pensiones indexadas al costo de la canasta básica, la derogación del memorándum 2792 del Ministerio del Trabajo, la derogación del instructivo Onapre, el cese del patrón de hostigamiento y la libertad de los líderes sindicales que permanecen injustamente detenidos por el gobierno de Nicolás Maduro” quien a juicio de Conteras es el responsable de la crisis económica que estamos viviendo los venezolanos.

“¿Cómo le hacemos frente a una canasta básica que supera los $400? lamentablemente hoy día no existen agencias que atienden estás necesidades”. Recordó el programa de transferencias directas “Héroes de la Salud” como único esfuerzo para mejorar sus condiciones “A través del programa se logró aliviar un poco las necesidades del personal de salud. Este proyecto apoyó a más de 62 mil trabajadores, teníamos la esperanza de que se mantuviera. Después de eso, lamentablemente los trabajadores hemos sido olvidados” dijo Contreras.

Por su parte, Jhonny Magdaleno, secretario general de la Federación de Trabajadores de Carabobo (Fetracarabobo) agregó que las cifras son alarmantes “en este año hay una tasa de desempleo que llega al 45%. En las zonas industriales de Carabobo, de 6000 empresas que existían y estaban operativas, hoy sólo quedan 2000 y solo 600 de ellas están operativas.

Magdaleno también insistió en que la crisis económica afecta negativamente la situación de los trabajadores y que además del desempleo, el salario es insuficiente y. “En las últimas reuniones del diálogo social que se llevó a cabo en Margarita se ha tratado de llegar a acuerdos, sin embargo no hubo ningún acuerdo sobre el tema del salario mínimo”

En Venezuela, la protesta laboral masiva que se extendió en todo el país, desde inicios de 2023, multiplicaron las expectativas de cara a la reunión del diálogo social que se llevó a cabo en Margarita monitoreada por la OIT, “allí se analizaron temas contundentes como lo es la libertad sindical, la consulta tripartita y el salario mínimo pero no se llegó a ningún acuerdo” agregó el líder sindical.

Según Magdaleno “Venezuela tiene el salario mínimo más bajo a nivel global, pues un salario de $6 es superado incluso por un país en extrema pobreza como Haití donde un trabajador devenga entre $3.5 y $6 diarios”. Destacó que anteriormente los trabajadores podían vivir dignamente como lo establece la Constitución, con su salario y que además el resto de beneficios permitían incluso que al cesar la relación laboral el trabajador podía subsistir al momento de jubilarse.

“Nosotros queremos que se reactive el aparato productivo en el país y eso pasa por dignificar el salario de la mano de obra, hoy día tenemos salarios de esclavos, salarios que no nos alcanzan ni siquiera para comer”.

Seguimos haciendo grandes esfuerzos pero es un Estado que se niega a cumplir con los trabajadores venezolanos, se niega a cumplir el artículo 21 de la Constitución. Acabaron con el salario de los venezolanos, seguiremos en la calle porque esta situación no nos permite acceder a la alimentación, no tenemos derecho ni a enfermarnos” finalizó Magdaleno.