Milei elimina la subsecretaría para combatir violencia de género y dispara las críticas feministas

0
383

El mandato del presidente argentino, Javier Milei, culminó con la subsecretaría dedicada a la igualdad de género, una división reducida del antiguo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades. Milei justificó la medida afirmando que era necesaria para disminuir la magnitud del gobierno y eliminar las “entidades politizadas”, provocando así la condena de diversos grupos feministas de Argentina.

En una declaración titulada “Se concretó el cierre del ex Ministerio de la Mujer”, la administración del dirigente, catalogado como ultraliberal y de derecha radical, expresó que la Subsecretaría de Protección contra la Violencia de Género se había convertido en una plataforma “para propagar e imponer una agenda ideológica, contratar militantes, y organizar charlas y eventos”.

“Ninguna de sus intervenciones resultó en la reducción de los índices delictivos. Por el contrario, el pueblo argentino fue testigo de su predisposición ideológica y una defensa sesgada de las víctimas”, aclaró el comunicado, difundido el jueves por la noche por Manuel Adorni, portavoz presidencial, en su cuenta de X, anteriormente conocida como Twitter.

La administración encontró, mediante una auditoría, que la subsecretaría duplicaba funciones con otras agencias del Estado, generando costos innecesarios en edificaciones y en más de 800 trabajadores, recursos que el gobierno considera vitales.

La nota aclaró que la decisión de cerrar definitivamente la entidad se tomó tras recordar que en diciembre, poco después de asumir, Milei había transformado el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades en una subsecretaría «mientras se completaba su cierre», y posteriormente fue incorporada al Ministerio de Justicia.

Activistas feministas destacaron que esta acción significa la supresión de la única área gubernamental especializada en la prevención y lucha contra la violencia de género, situación que actualmente acaba con la vida de una mujer cada 35 horas en el país.

Además, resaltaron que la eliminación ocurrió justo tres días después de una reciente manifestación en Buenos Aires, en recuerdo del inicio del movimiento feminista “Ni una menos” el 3 de junio de 2015, pionero en la lucha contra la violencia machista en América Latina.

Milei ha sido crítico del feminismo y se opone a las políticas de igualdad y no discriminación. Las organizaciones feministas y LGTBI+ consideran que los comentarios y políticas de su gobierno representan un retroceso en los derechos que han tardado décadas en consolidarse.

“Exigimos que el Estado cumpla con su deber de garantizar los derechos humanos de mujeres, niñas, niños y LGBTIQA+ porque nos siguen matando”, manifestó la Casa del Encuentro, que desde 2009 dirige el “Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano” enfocado en “defender los derechos de mujeres, niñas, niños y otras personas en situación de violencia sexista”.

Estas y otras organizaciones también destacaron que esta decisión ignora los compromisos internacionales que Argentina ha asumido mediante la ratificación de varios tratados y convenciones.

Con información de AP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí