Millones de migrantes venezolanos podrían quedarse sin votar en la presidencial

0
158

Millones de migrantes venezolanos podrían perder la oportunidad de votar en las elecciones presidenciales del próximo 28 de julio debido a diversos factores, según analistas y expertos. En una conversación con la Voz de América, se destacó la combinación de requisitos complicados, plazos cortos, falta de infraestructura consular y obstáculos logísticos como las principales razones detrás de esta situación.

Se estima que alrededor de 5.5 millones de venezolanos que residen en el extranjero podrían no poder ejercer su derecho al voto debido a la falta de inscripción en el padrón electoral. Actualmente, solo 107,000 venezolanos están registrados para votar desde el extranjero, lo que representa una fracción muy pequeña de la población potencial de votantes.

El Consejo Nacional Electoral ha convocado las elecciones presidenciales para el 28 de julio y ha anunciado un operativo especial para actualizar los datos e inscribir nuevos electores en el padrón entre el 18 de marzo y el 16 de abril. Sin embargo, el corto período de tiempo para este proceso hace que sea prácticamente imposible para la población migrante participar en gran número en la votación.

Eugenio Martínez, experto en asuntos electorales, señala que muchos migrantes enfrentan dificultades para cumplir con los requisitos de inscripción, como la residencia legal permanente en el país de acogida, pasaporte y cédula de identidad vigente. Además, la falta de sedes consulares en algunos países y la escasez de personal consular dificultan aún más el proceso de inscripción y actualización del registro electoral. En algunos casos, los venezolanos residen en países donde el gobierno de Nicolás Maduro no tiene representación consular, lo que los deja sin opciones para participar en el proceso electoral.

Jesús Castellanos, politólogo especializado en temas electorales, destaca que los electores potenciales que residen en el extranjero se verán seriamente afectados por el corto periodo de tiempo establecido por el Consejo Nacional Electoral para la inscripción y actualización del registro electoral. Además, señala que esta jornada en el exterior no se ha realizado desde hace seis años, lo que agrega limitaciones de ley y procedimentales que dificultan aún más la participación de los migrantes venezolanos en el proceso electoral.

A pesar de no poder votar, se espera que los venezolanos en el exterior puedan ejercer presión y generar conciencia sobre las condiciones electorales en su país de origen. Serán agentes de presión para mejorar las condiciones electorales y crear una ventana al mundo sobre lo que ocurre en Venezuela.