Murió Lolita, la orca del Miami Seaquarium que iba a ser liberada

0
554

Lolita, la orca que ha permanecido en el Miami Seaquarium murió a los 57 años de edad, según informaron las autoridades del acuario.

La orca, también conocida como Toki, falleció después de una batalla con una presunta afección renal, según una publicación en las redes sociales del lugar donde estaba en cautiverio.

Lolita habría presentado malestares severos, lo que llevó al equipo médico dedicado de Miami Seaquarium a brindar un tratamiento inmediato e intensivo. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, la orca falleció el viernes por la tarde.

La muerte del cetáceo puso fin a una larga batalla entre diferentes ambientalistas y organizaciones como People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) y el acuario por la liberación de la orca, asegurando que era explotada y maltratada en la zona donde se encontraba.

La ballena que nació en 1966 y fue capturada a los 4 años, el 8 de agosto de 1970 en guas del pacifico, en el estado de Washington, se ganó el cariño de los residentes de Miami-Dade y los funcionarios del condado.

La muerte de Lolita se produce días después que el Seaquarium aseguró estaba mejorando y experimentando buena salud, mientras la preparaban para su regreso a las aguas de su hogar en el Pacífico.

Las autoridades habían dicho que Lolita estaba “comiendo bien”, lo que incluía hasta 115 libras de salmón, arenque, capelán y calamares por día, y había estado nadando, jugando con juguetes y solicitando la atención de sus entrenadores.

La piscina de Lolita recibió más de $500,000 en mejoras, incluidos nuevos enfriadores, medios filtrantes, un generador de ozono para reemplazar el cloro y numerosos reguladores y bombas para su cuidado, dijeron las autoridades.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo que estaba “profundamente entristecida” al enterarse del repentino fallecimiento del mamífero.

“Nuestro objetivo compartido ha sido aumentar la transparencia, generar responsabilidad y fortalecer la colaboración en el Miami Seaquarium en beneficio de los animales bajo su cuidado”, dijo en un comunicado. “Estábamos orgullosos del inmenso progreso realizado en los últimos 12 meses, desde la exitosa transferencia de propiedad del Miami Seaquarium a The Dolphin Company (…) Estamos desconsolados al enterarnos de esta repentina pérdida”.

MiamiDiario