Musk crea una empresa de IA para retar a ChatGPT

0
260

«Un montón de gente está invirtiendo en ella, es real y están entusiasmados con ella», dijo una persona al tanto del nuevo proyecto del magnate.

RT

Semanas después de que Elon Musk, junto con el cofundador de Apple, Steve Wozniak, y otros expertos, firmaran una carta en la que instaban a los laboratorios de inteligencia artificial (IA) a detener el entrenamiento de estos sistemas, este viernes trascendió que el magnate ha creado una nueva empresa de IA bautizada como X.AI. que ya ha autorizado la venta de 100 millones de acciones.

La nueva compañía, registrada el 9 de marzo en el estado de Nevada (EE.UU.), parece llevar el nombre de lo que el empresario había descrito anteriormente como una «aplicación para todo» llamada simplemente X, informa The Wall Street Journal citando unos documentos oficiales. Además, se dio a conocer que Musk es el único director de la empresa, mientras que su mano derecha, Jared Birchall, ocupa el cargo de secretario.

Como parte de sus ambiciones relacionadas con la IA, el magnate ha pasado los últimos meses reclutando a investigadores con el objetivo de crear una empresa rival de OpenAI, que en pasado noviembre lanzó el popular chatbot ChatGPT.

Hace ocho años, Musk fue cofundador de OpenAI, pero dejó la compañía a principios de 2018 después de perder una lucha de poder contra su actual director ejecutivo, Sam Altman.

Recientemente, el magnate se ha quejado de que ChatGPT tiene un sesgo político y ha declarado que aboga por modelos de IA que «busquen más la verdad», aunque no ha aclarado qué significaría eso.

Actualmente, Musk también está en conversaciones con varios inversores de SpaceX y Tesla sobre la posibilidad de invertir dinero en su nueva empresa, según una fuente al tanto de las negociones.

«Un montón de gente está invirtiendo en ella […] es real y están entusiasmados con ella», dijo la persona a The Financial Times.

Las fuentes también revelaron que, para el nuevo proyecto, Musk consiguió miles de procesadores gráficos (GPU, por sus siglas en inglés) de alta potencia de Nvidia.

Estos chips de alta gama son necesarios para construir un sistema capaz de procesar enormes cantidades de contenido y producir una escritura similar a la humana o imágenes realistas, similar a la tecnología que impulsa ChatGPT, explica el medio.

La IA puede «destruir la civilización»
Entretanto, el magnate señaló el viernes en declaraciones a Fox News que la IA «es más peligrosa que un mal diseño de aviones o un mal mantenimiento de la producción o una mala fabricación de coches», en tanto en cuanto tiene «potencial» para «destruir la civilización».

Anteriormente, el multimillonario ya advertía en repetidas ocasiones de los «profundos riesgos para la sociedad y la humanidad» que supone «una carrera fuera de control» entre varios programas operados por la IA, tales como ChatGPT de OpenAI, el chatbot Bing AI de Microsoft y Bard de Alphabet. La semana pasada, incluso solicitó una interrupción de seis meses en el desarrollo de todos los sistemas igual de potentes.