Natalia Ramírez, reconocida por su papel como Marcela en la telenovela «Yo soy Betty, la fea», fue víctima de un secuestro exprés en Venezuela.

0
1024

Como resultado de esta traumática experiencia, Ramírez expresó su decisión de no regresar al país.

Con Informacion de Maduradas

Según su relato en el programa «Se dice de mí» de Caracol, mientras se dirigía al aeropuerto, un vehículo se detuvo adelante y otro atrás de su coche.

Dos personas descendieron del automóvil delantero, uno de ellos corrió hacia su conductor y otro se subió al asiento trasero junto a ella.

Esto resultó en lo que ella describe como un «secuestro exprés».

La actriz compartió que uno de los individuos apuntó con un revólver a su cabeza durante el secuestro. En medio de la tensión, ella se preguntaba si el hombre apretaría el gatillo.

Trató de mantener la calma y le pidió al secuestrador que apartara el dedo del gatillo, preocupada de que los nervios del secuestrador pudieran hacer que disparara accidentalmente.

Finalmente, fue liberada en horas de la madrugada. Sin embargo, los secuestradores se llevaron sus pertenencias.

Después de su liberación, llamó a su esposo para bloquear sus tarjetas bancarias.

Luego tomó un vuelo a Estados Unidos, donde su esposo la estaba esperando.

El esposo compartió que al reencontrarse en Miami, Natalia Ramírez rompió en llanto debido a lo difícil que fue para ella la experiencia.

Esta experiencia ha llevado a la actriz a tomar la decisión de no regresar a Venezuela. Su testimonio destaca la preocupación por la seguridad en el país y el impacto emocional que puede tener en las personas víctimas de eventos tan traumáticos como un secuestro exprés.