Neuralink, la empresa de chips cerebrales de Elon Musk, iniciará pruebas en humanos

0
338

Neuralink, la empresa de chips cerebrales fundada por Elon Musk, ha recibido la aprobación para llevar a cabo el primer ensayo en humanos de su implante cerebral para pacientes con parálisis. El objetivo de este estudio es evaluar la seguridad y eficacia de la interfaz cerebro-computadora de Neuralink, la cual permitirá a las personas controlar dispositivos externos con el pensamiento.

La empresa ha anunciado que los pacientes con parálisis causada por lesiones en la médula espinal cervical o esclerosis lateral amiotrófica podrán participar en este ensayo. En mayo, Neuralink ya había obtenido la aprobación de los reguladores estadounidenses para probar sus implantes cerebrales en humanos.

El comunicado de Neuralink en su cuenta de Twitter celebra este «importante primer paso» y destaca la decisión de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) de respaldar esta tecnología, la cual permitirá a las personas comunicarse con las computadoras.

La compañía está desarrollando dispositivos implantables en el cerebro que se conectan con una computadora. El objetivo es mejorar las capacidades humanas y tratar enfermedades neurológicas. Una de las aplicaciones de esta tecnología es permitir que personas con discapacidad restauren o potencien funciones sensoriales o motoras perdidas o dañadas debido a lesiones o enfermedades. Por ejemplo, una persona con parálisis podría controlar un brazo robótico con la mente utilizando este chip.

La interfaz cerebro-computadora de Neuralink es completamente implantable y diseñada para ser invisible a simple vista, permitiendo controlar una computadora o dispositivo móvil en cualquier lugar. Los hilos del implante son extremadamente finos y son insertados por un robot quirúrgico de manera precisa y eficiente.

Los objetivos del chip de Neuralink incluyen desarrollar una interfaz cerebro-computadora de alta velocidad que permita comunicarse y controlar dispositivos externos con el pensamiento, estudiar y tratar trastornos neurológicos como el Alzheimer, el Parkinson, la epilepsia, la parálisis y la depresión, y fusionar la inteligencia humana con la inteligencia artificial para mejorar las capacidades cognitivas y evitar ser superados por la IA.

El chip, llamado N1, tiene un diámetro de 8 milímetros y contiene cables del tamaño de las neuronas del cerebro. Estos cables contienen electrodos y aislamiento. El chip se implanta en el cerebro sin tocar venas o arterias, gracias al diseño del robot quirúrgico.

Neuralink busca restaurar la independencia y mejorar la calidad de vida de las personas a través de esta tecnología. La compañía ha creado una experiencia BCI (Brain-Computer Interface, por sus siglas en inglés) que permite un control informático rápido y confiable sin la necesidad de tocar los dispositivos. El chip capta las señales eléctricas del cerebro cuando la persona piensa o realiza una acción, y se comunica con una computadora a través de un dispositivo inalámbrico detrás de la oreja, permitiendo controlar dispositivos externos o modificar el funcionamiento cerebral.

En la fase inicial del proyecto, Neuralink se enfocará en ayudar a la industria de la salud, brindando apoyo a personas con parálisis en tareas sencillas como el uso de un teléfono o el control de una computadora. También colaborará en la investigación de señales eléctricas cerebrales y en el desarrollo de fármacos para diversas afecciones médicas. En el futuro, se espera que esta tecnología pueda restaurar el habla, el movimiento e incluso la memoria. Además, se plantea la posibilidad de que los humanos puedan comunicarse entre sí sin necesidad de hablar, lo que implicaría la capacidad de leer las mentes de otras personas.

El procedimiento de implantación del chip requiere una incisión de 2 milímetros que se dilata a 8 milímetros. Una vez completada la cirugía, el módulo del chip cubrirá la región expuesta del cráneo. Según Musk, la operación puede durar hasta dos horas y el paciente puede estar bajo anestesia parcial durante todo el procedimiento.