Ni te cases ni te embarques, qué significa el martes 13

0
1063

Ni de tu casa te apartes !

Con Informacion de Centro Cervantes

Hoy es martes 13, un día que despierta preocupación entre los supersticiosos debido a las creencias populares sobre desgracias y malos presagios. Refranes como «ni te cases, ni te embarques», «el martes, ni gallina eches, ni hija cases», «el martes ni mudes tu casa, ni cases a tu hija, ni tejas tu ropa», son solo algunos ejemplos que resaltan en la sociedad. Pero, ¿qué significa realmente el martes 13?

El significado de este día varía según las creencias de cada país. En España, Grecia y países de América Latina como Argentina, Paraguay, Chile y Venezuela, el martes 13 se considera de mala suerte, mientras que en los países anglosajones como Estados Unidos e Inglaterra, la connotación negativa se atribuye al viernes 13.

El origen de este mito se remonta a la antigüedad. El número 13 ha estado históricamente asociado con fuerzas malignas y la destrucción. En las leyendas nórdicas, se mencionan 13 espíritus malignos, en la Biblia, en el capítulo 13 del Apocalipsis, se habla de la venida del Anticristo, y en el tarot, el número 13 representa la muerte. En el universo simboliza la inestabilidad y el desequilibrio.

Una leyenda que contribuye a esta creencia es la de la confusión de lenguas en la Torre de Babel, que según algunos relatos ocurrió un martes 13, desencadenando una de las mayores desgracias en la historia de la humanidad, donde nadie podía comunicarse ni entenderse. Aquellos que atribuyen la mala suerte al viernes 13 lo relacionan con la persecución de los caballeros templarios por parte del rey francés Felipe IV, conocido como «El hermoso», quien los persiguió y ejecutó.

Algunos consejos transmitidos generacionalmente para pasar el martes o viernes 13 sin problemas son: no invitar a trece personas a tu casa, no cortarte las uñas ni el cabello, no alojarte en el piso 13 de un hotel, no estacionar el carro en el puesto número 13 y evitar viajar en avión en el asiento número 13.

Observaciones: Como el martes estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, se consideraba día de mal agüero para emprender algo importante. A esa superstición aluden también los refranes En todas partes tiene cada semana su martes y Para un hombre desgraciado, todos los días son martes. En otras culturas, como la egipcia o la turca, era considerado asimismo día aciago. Algunos historiadores españoles relacionaban esta superstición con el hecho de que en martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas. En otros países, el día aciago es el viernes. Este refrán es uno de los pocos refranes supersticiosos que se dicen en la actualidad. Puede aparecer alterada su forma: En tiempos de crisis… /ni te casas ni te embarcas (Arancha Cuéllar, Qué, 11 de diciembre de 2008, p. 2). La periodista ha optado por jugar con la forma clásica del refrán para llamar la atención del lector sobre esta noticia: la influencia de la crisis económica en el aplazamiento de las bodas, la elección de menús más económicos o la reducción de la lista de invitados.