Nicmer Evans: «Se están dando dos negociaciones» en México

0
396

El precandidato presidencial Nicmer Evans acusó a la Plataforma Unitaria de «operar y trabajar solo para los grupos políticos que la conforman y no en función de toda la oposición venezolana», al igual de firmar un «acuerdo de cogobierno» con la administración de Nicolás Maduro

TalCual

El precandidato presidencial por el Movimiento por la Democracia e Inclusión (MDI), Nicmer Evans, aseguró que en el proceso de diálogo y negociación en México «se están dando dos negociaciones», pues sostiene que existen una serie de inconsistencias dentro del acuerdo social firmado el fin de semana por las delegaciones del oficialismo y la oposición.

«Lo primero que debemos decir de todo esto es que no se está dando una sola negociación, se están dando dos negociaciones. Una con la Plataforma Unitaria, mientras que la otra se hace directo y en privado con la administración de Estados Unidos», aseguró el dirigente político en una rueda de prensa.

Señaló que la ejecución de una licencia para la empresa Chevron, expedida tras la firma del acuerdo social, solo beneficia al Gobierno de Estados Unidos y «violenta lo establecido sobre el control y la soberanía de los recursos naturales venezolanos», que establece que claramente debe generar un porcentaje de regalías del 30%.

«¿Qué más le queda a Venezuela, además de amortizar una deuda acumulada por más de $2.500 millones? Esto es lo que no aclaran ni los voceros del Gobierno ni quienes han hablado por la Plataforma Unitaria», afirmó el politólogo.

Además acusó a la Plataforma Unitaria de «operar y trabajar solo para los grupos políticos que la conforman y no en función de toda la oposición venezolana», al igual de firmar un «acuerdo de cogobierno» con la administración de Nicolás Maduro.

«Han decidido, tanto la Plataforma Unitaria como el Gobierno de Nicolás Maduro, cogobernar para ejecutar $3. 000 millones durante tres años, tres años que van más allá del tiempo de la elección presidencial», dijo Evans, quien además señaló que dicho acuerdo equivale a 100 dólares por venezolano, aproximadamente.

Evans reiteró que este acuerdo solo beneficia a la oposición, el oficialismo y el Gobierno de Estados Unidos, «pero deja por fuera a presos políticos venezolanos».