Nicolás Maduro busca dinero chino para reactivar el sector petrolero de Venezuela

0
482

Venezuela ha enviado a China a altos funcionarios en busca de inversiones en el sector energético con el objetivo de impulsar la economía de cara a las próximas elecciones presidenciales. La vicepresidenta Delcy Rodríguez y el ministro de Petróleo, Pedro Tellechea, han llegado a Shanghái como parte de la delegación venezolana de mayor nivel que ha visitado el país asiático en los últimos cinco años. Ambos están discutiendo posibles asociaciones entre China y la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA, según fuentes cercanas al asunto.

El régimen de Nicolás Maduro busca aumentar los ingresos provenientes de la riqueza petrolera del país antes de su esperada candidatura para un tercer mandato presidencial el próximo año. Venezuela posee las mayores reservas de petróleo del mundo y el petróleo representa aproximadamente el 95% de los ingresos del país en el extranjero. Sin embargo, en los últimos años, los ingresos se han visto afectados por la mala gestión, la corrupción y las sanciones impuestas por Estados Unidos.

En un contexto de creciente rivalidad entre Estados Unidos y China, Pekín y Caracas están fortaleciendo sus lazos. Esta visita se produce mientras la administración del presidente estadounidense Joe Biden busca entablar conversaciones con funcionarios venezolanos para levantar las sanciones a cambio de garantizar elecciones justas el próximo año.

El Ministerio de Petróleo de Venezuela ha estado trabajando estrechamente con funcionarios de China National Petroleum Corp. en un proyecto que eliminaría intermediarios y permitiría el envío directo de crudo, según el ministro Tellechea. En la actualidad, CNPC produce 80.000 barriles por día, la mitad de lo que solía bombear en 2015, según datos de Bloomberg.

Desde 2007, China se ha convertido en un importante prestamista para Venezuela, proporcionando fondos para proyectos de infraestructura y petróleo durante el gobierno del expresidente Hugo Chávez. Según datos públicos, China ha financiado más de 60.000 millones de dólares en préstamos respaldados por petróleo a través de bancos estatales hasta 2015, lo que representa un nivel de inversión diplomática y financiera sin precedentes en América Latina.