Nicolás Petro Revela Detalles de la Financiación Ilegal de la Campaña

0
530

En una entrevista exclusiva con Vicky Dávila, Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, abrió un capítulo de revelaciones sobre la financiación ilegal de la campaña electoral

Con Informacion de SEMANA

En esta conversación, Nicolás aborda la pregunta crucial de si el candidato sabía o no sobre esta financiación ilícita y nombra a Verónica Alcocer y otros implicados en el proceso.

Vicky Dávila: Nicolás, ¿cómo te encuentras hoy?

Nicolás Petro: Han sido momentos extremadamente difíciles y dolorosos a lo largo de este año. Ha sido un contraste emocional, ya que en medio de esta situación he tenido la noticia más maravillosa de mi vida: mi hijo, que está a punto de nacer. Sin embargo, he experimentado simultáneamente los momentos más duros al enfrentar esta situación. Los últimos meses han sido especialmente complicados para mí y para las personas cercanas que han compartido estos momentos conmigo. He lidiado con la depresión, la intensidad mediática, el escrutinio en redes sociales y las tensiones en las calles. Pero lo que más me ha afectado es la decepción de aquellos que consideraba cercanos y que, lamentablemente, me dieron la espalda.

Esta entrevista reveladora muestra a Nicolás Petro en un momento de vulnerabilidad y sinceridad, proporcionando información clave sobre la financiación de la campaña electoral que ha generado un debate significativo en el país. El público espera con anticipación conocer más detalles de esta historia y las implicaciones que podrían derivarse de estas declaraciones.

V.D.: ¿Entre esas personas está su papá?

N.P.: Está mi papá, familiares, amigos, personas que hasta hoy me di cuenta de que me quisieron utilizar. En el momento en que pasó esto y vieron que ya no les era útil, empezaron a darme la espalda. Y no solamente eso, sino a darse golpes de pecho en redes sociales y reuniones privadas. A mí me comentaban. Han querido destruirme.

V.D.: Concentrémonos en su papá.

N.P.: Vicky, pero antes de hablar de mi papá te quiero decir que esas personas, que saben quiénes son, que se dieron golpes de pecho en su momento, hoy lo siguen haciendo. Me quisieron utilizar y ellos saben en qué me querían utilizar. Pero ya lo anunció la Fiscalía y, próximamente, voy a dar todas las pruebas.

V.D.: Abramos el capítulo de su papá. ¿Usted siente que él lo abandonó?

N.P.: Sí, claro. La situación con mi papá no viene bien desde hace varios meses. Me duele porque, independientemente de todos los errores que cometí, porque yo reconozco que cometí errores, un padre siempre debe estar ahí.

V.D.: Debe ser incondicional.

N.P.: Sí, independientemente de todo, porque sí está bien el cargo, la política, etcétera, pero lo más importante es el tema familiar y sentimental. Yo sí sentí que él me dejó solo, me dejaron solo, y me duele muchísimo, Vicky. Y más esta semana cuando me mostraron unas declaraciones en las que él dijo, más o menos, que no me arrodillara ante el verdugo y, pues, la lectura obviamente es que me inmole por él y por la causa.

Vicky, el año pasado, sin pensarlo, me hubiese inmolado por él, sin pensarlo dos veces. Si hay alguien que realmente sudó la camiseta en la campaña presidencial, y en las anteriores, fui yo. Si hay alguien que visitó, que estuvo siempre en las calles, en los barrios, en los municipios, convenciendo, seduciendo a la gente, fui yo.

Si hay alguien que tuvo el contacto directo con las bases del petrismo, sobre todo, en el Atlántico y parte de la región Caribe, fui yo. Si hubo alguien quien ayudó a organizar decenas de manifestaciones, fui yo. Y a mí eso me tiene muy triste y muy dolido, porque sentí que me utilizaron como una ficha de ajedrez y que en el momento en que ya no era útil ahí sí me dieron la espalda. Ahí sí me pusieron para que me devoraran completamente. Incluso, miembros de mi familia ni siquiera querían tomarse una foto conmigo porque ‘uy, qué dirán si salgo con Nicolás Petro’. Entonces, es una situación que me tiene destrozado, triste, deprimido y, bueno, pues me toca luchar por mi hijo.

V.D.: Cuando estalló el escándalo por las denuncias de Day Vásquez en SEMANA, su papá dio una entrevista y dijo sobre usted: “Yo no lo crie”. Hubo críticas, burlas, memes. Durante todos estos meses he querido saber qué sintió usted con esa frase.

N.P.: Es de las cosas que me han causado una de las más grandes tristezas de mi vida, independientemente de cómo sucedieron los hechos.

V.D.: ¿Eso le sacó lágrimas?

N.P.: Sí, total. Ese para mí fue un golpe mucho más duro que la misma entrevista (de Day en SEMANA). Muchísimo más duro. Empecé a vivir un periodo de depresión muy fuerte. Y yo se lo dije a una persona: no es justo lo que están haciendo conmigo, miren cómo me están tratando y sé muchas cosas. También me dolió muchísimo lo de Daysuris. Independientemente de cómo terminó nuestra relación, fue una persona que vivió conmigo durante cuatro años, pero ese es otro tema. Yo a ella nunca la maltraté. Si hice muchas cosas, las hice para que ella fuese feliz, pero bueno.

V.D.: Con la frase de “yo no lo crie”, ¿se dio cuenta de lo que era capaz de hacer su papá con usted?

N.P.: Ahí me di cuenta de que fui solamente una ficha de su ajedrez.

NICOLÁS PETRO Y DAY VÁSQUEZ EN AUDIENCIA

Contexto: La Fiscalía hizo la tarea: investigó durante cinco meses las denuncias de Day Vásquez, a quien capturó junto con Nicolás Petro. No valieron las presiones

V.D.: ¿Usted siente que él no lo quiere?

N.P.: (Voz triste). Bueno, eso es muy duro decirlo, pero sí, así es.

V.D.: Perdóneme la pregunta: ¿él lo crio o no lo crio?

N.P.: Vicky, es que si él no me crio no fue por culpa mía. Fue porque él abandonó a mi mamá siendo yo un bebé recién nacido. Esa es la realidad. O sea, no es culpa mía que él no me haya criado. Siendo yo muy pequeño, él se fue a vivir a Europa, entonces, obviamente fue una relación bastante distante y fría por parte de él. Vicky, yo siempre he querido a mi papá y siempre lo he admirado muchísimo. Él, para mí, era mi superhéroe, realmente. Pero siempre fue una relación muy distante y fría por él.

V.D.: ¿En qué momento quiso tomar el camino de la política como su papá? ¡Fíjese cómo es la vida!

N.P.: Desde muy pequeño he estado rodeado siempre del tema político. En mi familia materna también ha habido muchos familiares políticos. Se vive la política con bastante intensidad. Para mí fue un contraste porque mi familia materna siempre ha sido muy conservadora. Obviamente, mi papá es de otra línea. Desde muy pequeño siempre he estado rodeado de la política, mirando a mi papá. La primera imagen o el primer recuerdo que tengo es en una manifestación política en Ciénaga de Oro, al lado de mi papá, una vez que él aspiró al Senado, y que no salió. Esa es una de las primeras imágenes de mi niñez. Entonces, crecí en ese mundo. Es difícil que uno creciendo en ese mundo no le guste la política. Mi sueño, Vicky, era ese, de que mi papá pudiese ser presidente de la República, y, bueno, al final se cumplió y se logró ese objetivo.

V.D.: Y usted siente que aportó muchísimo para que él fuera presidente.

N.P.: Sí, claro. Seguramente ya están diciendo en las redes sociales que Nicolás fue un infiltrado, que Nicolás no hacía parte de la campaña y que Nicolás no era una pieza fundamental en la campaña.

V.D.: Pero usted sí hacía parte de la campaña. Lo vimos.

N.P.: Claro. Como te lo dije anteriormente, si hay una persona que sudó la camiseta de la campaña presidencial fui yo, porque…

 Desde el Pacto Histórico han respaldado al presidente Gustavo Petro, aunque reconocen que deberán ganarse de nuevo la confianza de su electorado.

Contexto: La hecatombe política que desató la confesión de Nicolás Petro sobre el ingreso de dineros sucios a la campaña de Gustavo Petro; Ernesto Samper es el gran escudero

V.D.: Usted manejó la costa Caribe…

N.P.: Porque es que es muy fácil cuando a ti te estructuran todo de una campaña solamente para salir en medios de comunicación. Eso es bonito, eso es lo fácil, pero lo difícil es el terreno. Lo difícil es llegar a un barrio, convencer y seducir a la gente para que voten por el proyecto político. Lo difícil es organizar una manifestación política, el día de las elecciones mantener con la llama encendida a las bases para que la campaña no se caiga. Y, bueno, esa era mi tarea y eso fue lo que hice en el Atlántico y en muchas partes de la región Caribe.

V.D.: Cuando su papá dice que no lo crio, ¿le está echando una culpa a su mamá y a sus abuelos maternos, que lo criaron?

N.P.: Sí, claro, a mis abuelos maternos y a mi mamá, allá en Ciénaga de Oro. Eso duele muchísimo. Si hay una persona que se sacrificó por mi papá y que vivió realmente momentos difíciles de la vida de él, como dicen en la costa, quien vivió las verdes, fue mi mamá. Él ha sido una persona bastante desagradecida con mi mamá. Muchísimo. No te imaginas cuánto, Vicky.

V.D.: ¿Su papá le pagó alguna vez el colegio? ¿Estuvo pendiente de enseñarle las cosas que un papá le enseña a un adolescente?

N.P.: Él siempre estuvo muy pendiente del tema de la educación y siempre fue muy exigente en ese sentido. Entonces, sí me pagaba el colegio, me mandaba la mensualidad y todo eso, pero la parte afectiva no. Ahí estuvo el vacío. O sea, Vicky, pasaban meses sin recibir una llamada de mi papá a preguntarme: “Nico, ¿cómo estás? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo te ha ido? ¿Qué tal tu día?”. O sea, ese tipo de conversaciones yo nunca las tuve con él.

V.D.: ¿Cuándo se dio cuenta de que su papá fue guerrillero del M-19?

N.P.: Yo era muy pequeño, era un bebé en todas esas circunstancias. Mi mamá lo acompañó. Estuvo con él en el monte. Bueno, yo creo que a él se le habrá olvidado. Decirte un momento exacto no sé, pero sí me acuerdo de que en mi colegio se empezaba a hablar de esos temas.

V.D.: ¿Lo matoneaban con eso?

N.P.: Te voy a ser sincero. Antes de que llegara Álvaro Uribe Vélez, la gente no me matoneaba, no me la montaba, no me hacía ningún tipo de comentario respecto al pasado de mi papá en el M-19. Una vez Uribe llega al poder, se empiezan a intensificar esos debates. Ahí sí empiezo a sentir un rechazo por el pasado de mi papá.

V.D.: ¿Por qué decide colaborar con la justicia, por qué decide decir la verdad, por qué decide liberarse de esos secretos que tiene guardados en su corazón y en su cabeza?

N.P.: Cuando sucedió el tema de tu entrevista con Day, ya venía viviendo meses de angustia porque la señora Daysuris, antes de eso, directamente o indirectamente, siempre me estaba amenazando con que sabía cosas, que ella tenía todo, que no sé qué vainas. Imagínate esos meses de tensión, de zozobra. Cuando pasa la entrevista, viví momentos muy duros, incluso, de depresión. Si yo estoy en pie, si estoy parado, es única y exclusivamente por mi hijo que está por nacer.

V.D.: ¿Cómo decide contar la verdad y colaborar con la justicia?

N.P.: Vicky, yo quiero estar en el nacimiento de mi hijo, quiero criar a mi hijo. Sé qué es sentir o qué es crecer con un padre frío y distante. No quiero eso para mi hijo. Entonces, es por él, por mi familia, que yo decido aceptar esta colaboración con la Fiscalía. Que se sepa la verdad, y, bueno, quiero aclarar algo: ni mi papá ni el gerente de la campaña, Ricardo Roa, sabían de los dineros que recibimos Daysuris y yo de Santander Lopesierra y de Gabriel Hilsaca. Obviamente, no sabían que parte de esos aportes yo los utilizaba para la campaña. Es importante hacer esa aclaración, pero hay otras circunstancias.

V.D.: ¿Pero hay otra plata de la que él sí sabía, como la del empresario Euclides Torres?

N.P.: Bueno, eso no puedo comentarlo, pues estoy en un proceso de negociación con la Fiscalía. Hay muchos hechos, muchas personas, muchas situaciones que son materia de reserva.

V.D.: Le insisto: ¿entonces, su papá no sabía de la plata del Hombre Marlboro y de la del hijo del ‘Turco’ Hilsaca que terminó en la campaña?

N.P.: Ni mi papá ni el gerente de la campaña.

V.D.: Eso me lo deja claro. Lo que sí es cierto es que a la campaña entraron dineros ilegales no solamente de estas personas, sino otros dineros que no fueron reportados. Ahí es donde su papá, muy probablemente, sabía…

N.P.: Bueno, eso es lo que la justicia va a tener que determinar.

V.D.: No me dé detalles, pero dígame si su papá sabía o no.

N.P.: Lo importante es que la justicia actúe de la mejor manera, sin presiones, y que se sepa toda la verdad. Solamente te quiero decir esto, Vicky: estuve en la política, por obvias razones estoy apartado, y hay mucha doble moral, muchísima de lado y lado, de todos los sectores políticos.

Nicolás Petro y Day Vásquez en audiencia del viernes 4 de agosto sobre medida de aseguramiento

Contexto: Day Vásquez destapó en SEMANA el escándalo que hoy tiene contra las cuerdas al presidente Gustavo Petro y su Gobierno. Su testimonio y pruebas fueron contundentes

V.D.: ¿Por eso es que usted empieza esta entrevista advirtiendo que tiene pruebas contra todas aquellas personas que hicieron cosas malas con usted en la campaña y que ahora se rasgan las vestiduras?

N.P.: Sí, así es.

V.D.: ¿Qué ha significado Verónica Alcocer en la relación suya con su papá?

N.P.: A Verónica la conocí entrando en mi adolescencia. Fue una persona que, de verdad, intentó acercarme a mi papá, intentó que las relaciones de mi papá con los demás familiares fueran más fluidas, de la mejor manera. Antes de Verónica, eran casi nulas. Ella lo intentó. Hubo circunstancias que no han podido que esas relaciones familiares encajen perfectamente, pero ese ya es otro tema. A ella la veo ahora con un rol más protagónico que hace algunos años. Pienso que tiene un liderazgo mucho más fuerte, muy marcado. Siento que también ha sido parte de todo ese veto hacia mí, de esta exclusión, incluso, de humillaciones que he recibido, que ha recibido Laura (Ojeda) y que termina recibiendo mi hijo.

Laura Ojeda, actual pareja de Nicolás Petro. | Foto: Instagram @lauraojedae

Para leer toda la larga entrevista dar click AQUI ====> REVISTA SEMANA