Niños venezolanos ven el beisbol como su «segundo hogar» en Perú

0
462

Un grupo de niños venezolanos migrantes en Perú han encontrado refugio y una pasión en el béisbol. En un polvoriento campo de fútbol en San Juan de Lurigancho, los niños de 4 a 15 años se reúnen para jugar al béisbol, vistiendo la camiseta naranja de la escuela Los Astros. Esta escuela de béisbol fue fundada hace casi tres años por un padre venezolano que quería que su hijo pudiera seguir jugando al béisbol en Lima. Pronto, más niños se unieron debido a su amor por el deporte.

El béisbol es el deporte nacional en Venezuela, y muchos de estos niños lo han estado practicando desde que eran muy pequeños. Sin embargo, cuando llegaron a Perú, encontraron dificultades para seguir jugando. La escuela Los Astros se convirtió en un alivio para ellos y sus familias, ya que les permitió mantenerse involucrados en su deporte favorito.

El entrenador de la escuela, Juan Carlos Urquia, menciona que su objetivo principal es mantener a estos niños alejados de las calles y brindarles la oportunidad de disfrutar del deporte que aman. Para algunos de estos niños, el béisbol no solo es un pasatiempo, sino también un sueño de jugar en equipos profesionales o incluso en las Grandes Ligas.

El béisbol les ha brindado a estos niños un sentido de pertenencia y una meta que los mantiene alejados de los vicios y problemas que puedan surgir en su entorno. Sin embargo, existe una preocupación en torno a la falta de una liga profesional de béisbol en Perú, lo que significa que a los 16 años, estos niños no podrán continuar su recorrido en el deporte. Algunos padres expresan su deseo de regresar a Venezuela, donde hay más oportunidades para el béisbol, mientras que otros esperan que organizaciones deportivas puedan ver en Perú una opción para desarrollar el deporte y brindar oportunidades a los jóvenes talentos.

En definitiva, el béisbol ha sido un refugio y una pasión para estos niños venezolanos en Perú. A través de la escuela Los Astros, han podido mantener viva su pasión por el deporte y encontrar un sentido de comunidad en un país nuevo.