“No es un sueño hippie”: los cilindros de pelo del Proyecto Sirena intentan sanear el Lago de Maracaibo

0
220

La idea de aprovechar el pelo para combatir derrames de petróleo no es nueva. Se remonta a finales de los 80, cuando Phillip McCrory, un estilista de Alabama, quedó impactado al ver en televisión a una nutria cubierta de petróleo tratando de flotar en el agua. McCrory se dio cuenta de que la capa de pelo del animal tenía propiedades absorbentes y decidió diseñar un prototipo que fue probado por científicos de la NASA. Esta misma idea es la que ha sido implementada por el Proyecto Sirena en Venezuela, específicamente en el estado Zulia.

Selene Estrach, fundadora del Proyecto Sirena, es una apasionada defensora del medio ambiente. Desde su adolescencia se unió al Movimiento Ecologista Venezolano y ha dedicado gran parte de su vida a salvar el planeta. Inspirada en la organización Matter of Trust, Selene decidió utilizar el pelo como herramienta para combatir la contaminación en el Lago de Maracaibo y proteger los ecosistemas acuáticos y marinos.

El Proyecto Sirena ha desarrollado dos tipos de dispositivos para frenar los derrames de petróleo. El primero son las alfombras de pelo, que se colocan en las orillas de los litorales y costas para absorber las sustancias contaminantes. El segundo tipo son las barreras de pelo, que se utilizan dentro del agua y se componen de tubos rellenos de pelo humano, animal o sintético.

A pesar de las críticas y la desinformación que ha surgido en torno a la efectividad de estos dispositivos, el Proyecto Sirena ha llevado a cabo numerosas pruebas en los laboratorios de la Universidad de Zulia para demostrar su validez científica. Además, han obtenido el apoyo de peluquerías y centros de aseo animal en todo el país, logrando recolectar alrededor de 6,5 toneladas de cabello en tan solo dos meses.

Selene confía en que Proyecto Sirena seguirá creciendo y mejorando las condiciones del medio ambiente. Además, planean construir alternativas más sostenibles para los dispositivos e incluso utilizar bacterias para convertir el petróleo en biomasa que pueda ser utilizada como combustible. Invitan a todos a unirse a su causa y aportar su granito de arena para proteger el planeta. Para obtener más información, se puede visitar su perfil de Instagram y unirse a su programa a través de un formulario en línea.