Nueva ley antiinmigrante en Texas entra en vigor en febrero: Así afectará a los migrantes

0
318

La crisis migratoria se ha vuelto un tema recurrente en Texas. A falta de una respuesta concisa por parte de la Administración Biden, el gobierno estatal ha optado por implementar sus propias leyes de migración, entre ellas, la polémica SB4, que fue aprobada por el gobernador del estado, Greg Abbott, en noviembre de 2023 para entrar en vigor este martes, 6 de febrero.

“Estas leyes ayudarán a detener la ola de entradas ilegales a Texas, agregarán fondos adicionales para construir más muro fronterizo y tomarán medidas enérgicas contra el tráfico de personas”, afirmó Abbott al momento de firmar el paquete en 2023.

Pero, ¿en qué consiste esta nueva ley y cómo afectará a la comunidad migrante? Te explicamos. Nueva ley antiinmigrante en Texas para febrero: Así afectará a los migrantes Gracias a la ley SB4, cuyo título original es ‘Relativo al castigo por determinadas conductas delictivas que implican el tráfico de personas o la operación de un escondite; aumento de las penas penales’, las personas que sean capturadas transportando inmigrantes indocumentados en Texas tendrán que cumplir una sentencia mínima obligatoria de 10 años en prisión por “tráfico continúo de personas”.

Aquellos que escondan a inmigrantes en casas de seguridad, conocidas popularmente como “casas de escondite”, se enfrentarán a una sentencia mínima obligatoria de 5 años tras las rejas. La medida también amplía las sanciones penales “por delitos relacionados con las víctimas que ocurrieron durante la comisión del contrabando, como asalto y robo”.

A través de esta, las autoridades locales y estatales tendrán el poder de arrestar a los inmigrantes indocumentados, y los sospechosos que intenten cruzar por la frontera sur de Estados Unidos, y procesarlos por “delitos menores”, sin solicitar el permiso del gobierno federal, privándolos de un juicio justo. Actualmente, los gobiernos estatales y locales deben pedir permiso al gobierno federal para realizar cualquier tipo de arresto a inmigrantes sin documentos.

Asimismo, los inmigrantes indocumentados que sean arrestados en la frontera sur podrían ser acusados de delito grave de primer grado, por el que enfrentarían una condena de 180 días a cinco años en prisión, según su historial delictivo. La pena podría aumentar a delito grave de segundo grado, de 2 a 20 años de cárcel, si los inmigrantes se niegan al arresto.

Las leyes anteriores representan tan sólo una fracción de la Operación Estrella Solitaria de Greg Abbott, la cual incluye la instalación de un alambre de púas a lo largo de la frontera sur, así como una barrera de boyas en el cruce fronterizo del Río Grande y un aumento en los fondos adicionales para la construcción de su propio muro fronterizo.

La Corte Suprema ya ha ordenado a Abbott retirar el alambre de púas tras el fallecimiento de inmigrantes en la frontera sur. No obstante, el gobernador ha ignorado al máximo tribunal del país, por lo que la colocación del alambre de púas continúa. Ante ello, más de una decena de gobernadores republicanos se han unido con Abbott para pelear por su derecho a defenderse y cerrar la frontera del estado