Ocho países donde no se permite practicar la fe cristiana

0
200

La libertad religiosa es un derecho fundamental que lamentablemente no se respeta en muchos países alrededor del mundo. En un reciente informe anual elaborado por la Comisión de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), se han identificado ocho países especialmente peligrosos para los creyentes, especialmente para los cristianos.

Estos ocho países destacan por su falta de tolerancia hacia la libertad religiosa y los creyentes que viven en ellos enfrentan una serie de desafíos, que van desde la prisión y el exilio hasta la marginación, persecución, tortura, agresiones y, en algunos casos, incluso la muerte.

Prisión, exilio y persecución: Ocho países donde no se permite practicar la fe  cristiana - AlbertoNews - Periodismo sin censura Estos países son:

1. Arabia Saudí: Un país en el que pertenecer a una religión distinta del islam es prácticamente imposible. Las leyes anti apostasía son cada vez más estrictas, lo que impide a los musulmanes abandonar su fe. Además, las mujeres se ven especialmente afectadas, ya que se les limita en su vestimenta, movimientos, acceso a la educación y al trabajo.

2. Irán: La mayoría musulmana de este país ha mostrado una creciente intolerancia hacia las minorías religiosas, especialmente los cristianos armenios. Según el informe, los creyentes son acosados, multados y encarcelados injustamente debido a sus creencias o actividades religiosas. Además, varios enclaves cristianos históricos han resultado dañados en la región.

3. China: Este gigante asiático es conocido por su falta de tolerancia religiosa. Las creencias están severamente controladas y deben estar en línea con la ideología del Partido Comunista. Según el informe, sacerdotes católicos clandestinos, incluidos dos obispos, continúan desapareciendo. Además, el Gobierno somete a los musulmanes uigures a campos de trabajo forzado y adoctrinamiento, y persigue y encarcela a miembros del movimiento religioso Falun Gong.

4. India: Aunque India es el país de origen de Santa Teresa de Calcuta, ha ido endureciendo las medidas contra cristianos y musulmanes en el último año. Aunque la Constitución india protege el derecho a practicar la propia fe, muchas partes del país aplican leyes anti conversión. Según el informe, miles de cristianos y musulmanes fueron atacados e intimidados en 2023, y cientos de iglesias y mezquitas fueron destruidas.

5. Afganistán: En este país de mayoría musulmana, los no musulmanes sufren condiciones de libertad religiosa extremadamente pobres. Los creyentes no islámicos son acosados, arrestados, torturados e incluso ejecutados. Las minorías religiosas, incluidos los musulmanes suníes, son severamente castigadas por violar la estricta ley islámica del país.

6. Nicaragua: Aunque es un país de mayoría católica, Nicaragua figura en la lista debido al hostigamiento que los creyentes han sufrido por parte del dictador Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo. Han confiscado propiedades de la Iglesia, encarcelado a opositores y han ejercido un control autoritario sobre la población.

7. Nigeria: En este país africano, los cristianos han sido víctimas de ataques generalizados, secuestros, torturas e intimidación. Según el informe, más de 8,000 cristianos fueron asesinados en 2023. A pesar de esto, el gobierno nigeriano no ha tomado medidas para abordar esta situación.

8. Pakistán: En este país de abrumadora mayoría musulmana, los ataques terroristas contra minorías religiosas y lugares de culto han aumentado significativamente. El gobierno ha endurecido aún más las prohibiciones contra la «blasfemia», lo que ha llevado a ataques contra minorías religiosas. Las comunidades cristianas han sido atacadas y numerosos templos han sido destruidos.

Además de estos ocho países, hay otros que también han sido señalados en el informe, como Birmania, Cuba, Eritrea, Corea del Norte, Rusia, Arabia Saudí, Tayikistán, Turkmenistán y Vietnam. Incluso en Europa, se han reportado casos de violaciones a la libertad religiosa, como el arresto de una mujer británica por orar en la entrada de una clínica abortista en Birmingham y la persecución de una parlamentaria finlandesa por expresar sus opiniones religiosas sobre la sexualidad y el matrimonio.

Es importante destacar que la libertad religiosa es un derecho humano fundamental y todos los países deberían respetarlo y protegerlo. La comunidad internacional tiene la responsabilidad de presionar a los gobiernos para que tomen medidas y garanticen la libertad religiosa para todos sus ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí