OGP de Cedice Libertad: el venezolano debe tener $ 38 por mes para subsanar carencias de agua

0
407

Según el Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad, un venezolano necesita al menos 19 dólares para complementar la canasta de energía eléctrica y 38 dólares para suplir las carencias de agua. Esto se debe a la situación de autoabastecimiento de servicios en el país, lo que resulta en una falta de calidad y cobertura. El economista Raúl Córdoba, coordinador de la investigación sobre el funcionamiento de los servicios públicos en Venezuela, advierte que los ciudadanos deben hacer múltiples pagos adicionales para recibir los servicios básicos, a pesar de que el salario mínimo es de tan solo 3,1 dólares al mes.

En enero, el Monitor de servicios básicos de Cedice reveló que los venezolanos deben destinar entre 20 y 60 dólares mensuales para pagar por internet, mucho más de lo que marca la tarifa oficial. Este estudio se basó en una encuesta digital realizada a 2300 personas en todo el país, así como en la revisión de más de 25 medios digitales para recopilar información sobre el desempeño de los servicios básicos.

En cuanto al suministro de agua, el monitor señala que el 77% de los encuestados considera que es ineficiente, con incumplimiento de los esquemas de racionamiento y falta de reparación de las fugas. Las entidades con mayores incidencias en este tema son Nueva Esparta, Anzoátegui, Falcón, Agua y Lara.

En cuanto al servicio eléctrico, el monitor revela que el 66% de los entrevistados destacó que los apagones ocurren principalmente durante las horas del día en las que son más necesarios, lo que afecta la operatividad de bancos, comercios, escuelas y hospitales. Los estados con mayores incidencias en este tema son Zulia, Bolívar, Yaracuy, Falcón y Mérida.

En cuanto al transporte público, el 88% de los encuestados considera que es caótico y desordenado, generando una sensación de inseguridad y falta de control. Los estados con más denuncias de mal funcionamiento son Miranda, Distrito Capital, Carabobo, Zulia y Aragua.

En resumen, los venezolanos se enfrentan a múltiples dificultades en cuanto a los servicios básicos. Además de los problemas de calidad y cobertura, deben realizar pagos adicionales para complementar el suministro de energía eléctrica, agua e internet. Esta situación afecta a la población, especialmente considerando que el salario mínimo es muy bajo.