ONG, gremios y opositores critican la «bonificación del salario» en Venezuela

0
289

Diversos sectores de la sociedad venezolana, como organizaciones no gubernamentales, sindicatos y opositores, expresaron su descontento ante la reciente «bonificación del salario» anunciada por el presidente Nicolás Maduro. La medida consiste en aumentar a 100 dólares el «ingreso mínimo integral indexado» (IMII) de los empleados públicos a través de bonos mensuales que no generan pasivos laborales.

Aunque Maduro incrementó de 30 a 60 dólares la bonificación mensual que reciben los trabajadores públicos en bolívares, lo que eleva este ingreso a 100 dólares, el salario mínimo se mantiene en 130 bolívares desde marzo de 2022, lo que equivale a tan solo 3,6 dólares al mes. Esto ha generado críticas y descontento por considerarse insuficiente.

Carlos Salazar, dirigente de la Coalición Sindical, afirmó que el salario sigue estando por debajo de la situación social y económica del país y acusó al gobierno de dedicarse únicamente a sus planes políticos. Además, señaló que los bonos de guerra no son salarios y criticó el aumento de tan solo 20 dólares en dichos bonos.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa también rechazó la medida y afirmó que no se trata de un aumento real, ya que el ajuste es sobre bonos y el sueldo mínimo, que es la base de cálculo de otros beneficios legales, se mantiene congelado. Este sindicato considera que esta política de bonificación precariza las condiciones laborales y pone en riesgo la protección social.

La ONG Provea denunció que millones de trabajadores y jubilados reciben un salario mínimo y una pensión insuficientes para cubrir la canasta básica de alimentos, cuyo precio supera los 500 dólares mensuales según estimaciones independientes. Esta situación ha llevado a que muchos venezolanos sufran de falta de poder adquisitivo y se encuentren en una situación económica precaria.

Henrique Capriles, líder opositor y dos veces candidato presidencial, calificó el anuncio de Maduro como una burla y aseguró que esta bonificación no soluciona el desastre económico ni mejora el poder adquisitivo de los venezolanos.

Por su parte, Maduro afirmó que este aumento salarial es solo el primer paso y que durante el año se tienen previstas otras mejoras salariales, coincidiendo con las elecciones presidenciales.