OpenAI pide a los tribunales que desestimen las demandas por derechos de autor

0
362

OpenAI, la empresa desarrolladora del famoso chatbot ChatGPT, está enfrentando dos demandas en San Francisco, California, por presuntas violaciones de derechos de autor. La compañía ha sido acusada de utilizar libros sin consentimiento para entrenar a su sistema de respuesta a preguntas.

En respuesta a estas demandas, OpenAI ha solicitado a un tribunal federal de San Francisco que desestime parte de las mismas, argumentando que el texto generado por ChatGPT no viola los derechos de autor de los autores sobre sus libros. OpenAI, respaldada por Microsoft, ha calificado estas demandas como «accesorias».

Sin embargo, OpenAI no ha solicitado al tribunal que desestime las acusaciones principales de los autores, que alegan que el uso de sus libros para entrenar a ChatGPT infringe sus derechos de autor.

Hasta el momento, tanto OpenAI como los autores no han comentado públicamente sobre las demandas.

Estas demandas colectivas fueron presentadas por dos grupos de autores a principios de este verano, acusando a OpenAI de incluir ilegalmente sus libros en los datos utilizados para entrenar a ChatGPT.

Además de la demanda contra OpenAI, el grupo de autores liderado por Sarah Silverman también ha presentado una demanda contra Meta Platforms. Otras empresas, como Google, Microsoft y Stability AI, también han enfrentado demandas similares por el uso de inteligencia artificial en el entrenamiento de sus sistemas.

En su respuesta a las acusaciones, OpenAI argumenta que los autores no han demostrado que el resultado generado por ChatGPT sea lo suficientemente similar a sus obras como para constituir una infracción de derechos de autor.

Es importante destacar que estas demandas podrían tener un impacto significativo en el desarrollo y la utilización de la inteligencia artificial generativa, ya que plantean interrogantes sobre los límites de uso de material protegido por derechos de autor en el entrenamiento de estos sistemas.