Organización del exilio venezolano pide a Biden que no deje de «presionar» a Maduro

0
376

Miami, 2 de noviembre (EFE).- Independent Venezuelan American Citizens (IVAC), una organización con sede en Miami, ha solicitado al gobierno de Estados Unidos que imponga más sanciones al régimen de Nicolás Maduro en lugar de levantarlas. Además, han instado a llevar a cabo un «paro general» en Venezuela con el objetivo de derrocar al dictador.

En una conferencia de prensa, IVAC, una organización comprometida con la promoción de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, ha abordado «cuestiones cruciales» relacionadas con la situación en el país y ha destacado la «necesidad» de que el gobierno de Estados Unidos tome «acciones concretas» tras la anulación del proceso de primarias de la oposición por parte del gobierno venezolano.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suspendió el proceso de primarias de la oposición el pasado lunes, alegando fraude electoral.

Entre las acciones propuestas por el director de IVAC, Ernesto Ackerman, destaca la petición al presidente Joe Biden para que restablezca las sanciones que fueron suspendidas y continúe presionando al régimen de Maduro para que rinda cuentas.

«No se trata de un embargo y no es contra el país, son sanciones a nivel personal con nombres y apellidos. Hasta ahora, hay 110 personas sancionadas en Venezuela», afirmó Ackerman a EFE.

Según el dirigente, «el oro está siendo explotado por el Cartel de los Soles. En Venezuela no existen empresas privadas», puntualizó.

Estados Unidos anunció en octubre el levantamiento de varias sanciones, incluyendo las relacionadas con el petróleo y el gas, durante seis meses, como respuesta al acuerdo entre el chavismo y la oposición sobre garantías electorales para las elecciones presidenciales de 2024, que incluyen la observación internacional.

Sin embargo, advirtió que podría reconsiderar esta decisión si no se liberan a los «presos políticos» estadounidenses en Venezuela y si la opositora María Corina Machado, ganadora de las primarias del 22 de octubre, sigue inhabilitada para ejercer cargos de elección popular. Estados Unidos espera ver avances concretos en este asunto antes de finales de noviembre.

«No creo en las elecciones, no creo en este gobierno, pero ahora no hay duda de que hay una voz que se hace oír», afirmó Ackerman sobre la victoria de Machado en las primarias.

«El 97% de los votantes eligieron a un verdadero portavoz, elegido democráticamente. En Venezuela no había nadie que representara a la oposición, no había un líder que nos llevara adelante. Por eso, si aceptamos la inhabilitación de María Corina, estamos aceptando al régimen. Debemos apoyarla», sostuvo.

En la conferencia de prensa de hoy, a la que asistió Rafael Pineyro, vicealcalde de Doral, la ciudad vecina de Miami donde reside la mayor comunidad de venezolanos, también se hizo un llamado al gobierno de Biden para que «exija respeto a las elecciones primarias».

Según se planteó, se trata de respetar los acuerdos previamente establecidos en las reuniones de Barbados que tuvieron lugar en octubre pasado entre el gobierno venezolano y la oposición.

«Es un paso esencial hacia la restauración de la democracia en Venezuela», afirmó Ackerman.

En cuanto a la convocatoria de un paro general, se destacó que se trata de llamar a una huelga en toda Venezuela, donde el país se paralice por completo.

«Hay casos como el de Filipinas donde este tipo de paros han derrocado a dictadores», señaló. EFE