OVP: Siete pranes mantienen su poder en cárceles venezolanas

0
413

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ha desmentido las afirmaciones del gobierno de Nicolás Maduro y ha revelado que siete pranes, considerados los más peligrosos y mafiosos, siguen ejerciendo su poder en varias cárceles del país.

Según un comunicado publicado en su página web, el OVP ha identificado a estos individuos como Álvaro Montilla, conocido como «El Loro», líder en el Internado Judicial de Trujillo; Yunior Yagüez, alias «Pata e’ Queso», líder en el Internado Judicial José Antonio Anzoátegui, también conocida como Puente Ayala; Pedro Manuel González Mata, alias «Pedro Rapidito», líder en el Internado Judicial de Monagas, conocido como La Pica; Fredy Barboza Ilarraza, líder en el Internado Judicial de San Felipe conocido como La Cuarta; y en el Internado Judicial Vista Hermosa en el estado Bolívar, se encuentran tres líderes negativos: Wilkins Rafael Romero Maluenga, alias «Wilkins»; Giovannny Alejandro Navas Ochoa, alias «Pan»; y Edison González, alias «Chichi».

El OVP denuncia que estos pranes recaudan más de 50.000 dólares al mes a través de extorsiones a la población carcelaria, conocido como «causa».

«Todo esto sin mencionar las ganancias que obtienen de las extorsiones y otros actos ilícitos que ordenan desde la cárcel pero que son llevados a cabo por delincuentes que acechan a la población civil bajo la mirada indiferente del régimen», asegura el OVP.

Además, señala que estos delincuentes aterrorizan a los reclusos utilizando armas de guerra como rifles y AK47. «Y por si fuera poco, llevan una vida de lujo y fiestas desde hace 15 años, desde el inicio del pranato, y 12 años desde la creación del Ministerio de Servicios Penitenciarios».

Finalmente, el OVP recuerda que en varias ocasiones ha denunciado la existencia de un pranato mixto, ya que los reclusos venezolanos no solo sufren bajo el control de los pranes, sino que también tienen que lidiar con funcionarios corruptos que aceptan sobornos en dólares para permitir la entrada de alimentos, teléfonos y sustancias ilícitas.

El gobierno de Maduro afirmó la semana pasada haber acabado con las estructuras criminales que controlaban las cárceles, después de llevar a cabo un operativo en la cárcel de Tocuyito, la más poblada del país, y en Tocorón, donde se encuentra la banda transnacional «Tren de Aragua», el pasado mes de septiembre.

«En Venezuela hemos acabado con las estructuras criminales mal llamadas pranatos (estructuras criminales con poder en las prisiones). Esto se ha terminado en Venezuela y cualquier grupo criminal que intente reorganizarse en cualquier parte del territorio será combatido», afirmó el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos.

Durante el operativo en Tocuyito, ubicada en el estado de Carabobo, las autoridades encontraron al menos 1.658 armas, incluyendo 158 de fuego y más de 1.500 armas blancas, además de más de 12.000 cartuchos y sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

El ministro agregó que las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) y las fuerzas policiales continúan buscando a los reclusos fugados en otras operaciones, y cuentan con el apoyo internacional a través del intercambio de información entre los organismos de seguridad ciudadana de Venezuela y otros países.