Pacientes crónicos buscan ayuda extranjera para salvar sus vidas

@DolarToday / Mar 28, 2022 @ 7:00 pm

Pacientes crónicos buscan ayuda extranjera para salvar sus vidas

Las esperanzas de vida se van agotando, así como las fuerzas para seguir luchando cuando el presupuesto no alcanza y las atenciones desde el sistema de salud público no tienen cuidado especial en los pacientes crónicos.

el-carabobeno

Aquellos arriesgados «mueven cielo y tierra» para conseguir viáticos y estadía en otro país, con tal de regresar con las medicinas o asegurar la atención gratuita en tratamientos que llegan a superar los 3.000 dólares en Venezuela reseña La Prensa de Lara.

Los sacrificios continúan y pocos tienen la dicha de instalarse con familiares para ganarle la batalla a la muerte, mientras defensores de derechos humanos lamentan la desinversión del Gobierno en el sistema de salud que olvida las complicaciones que terminan acabando progresivamente con los pacientes crónicos.

La carrera es contrarreloj entre quienes padecen de insuficiencia renal, cualquier tipo de cáncer, alguna enfermedad hematológica, entre otras que deben tener el seguimiento con especialistas y tratamientos de alto costo que han dejado de ser regulares en el Seguro Social. Ellos no pueden tener un receso y debe ser tan puntual, como la calidad de las sesiones de diálisis para los renales que dejaron de ser de 4 horas y hasta se ven afectadas por problemas en las máquinas o en el suministro de agua.

Otro caso de especial atención son los oncológicos, que luego del diagnóstico deben cumplir con sus exámenes y sin descuidar ese proceso de quimioterapias, intervención quirúrgica, radioterapia y algunos de braquiterapia, de acuerdo a la evolución clínica. Equipos que no están garantizados en todos los centros asistenciales públicos y recurrir al privado les implica «parir» hasta $3.700 en la cancelación completa de todas las sesiones de radioterapias.

Van al tanteo
Las emociones de Gloribeth Marín son encontradas, porque su felicidad por conseguir las radioterapias le suman esa fe por la vida. Pero, ¿cuál fue el precio que debió pagar? Allí se nubla de tristeza, al admitir que tuvo que «rematar» la venta de la casa por $600. «La regalé, pero tuve la confirmación de ser atendida en Colombia y debía tener los reales a la mano», señala esta señora de 52 años y residente de la urbanización La Caldera, al oeste de Barquisimeto.

Recibió sus 17 sesiones de radioterapia gratuitas en un hospital de Cúcuta, donde fue admitida al poco tiempo para lo cual ameritó presentar un documento de tutela con la presentación de su caso, el trámite en Migración Colombia y reunir para tener el presupuesto para sus pasajes, arrendar una habitación por un mes y los gastos de alimentación, los cuales sobrepasaron los $300. Suspira al mencionar ese monto, que puede ser inalcanzable para estos pacientes que buscan terminar con todo su control médico a tiempo.

Al consultar a quienes dependen del riñón artificial, Yanirys Evíes, desde la fundación «Vida renal contigo», señala que reciben algunos donativos de particulares desde Colombia y tienen varados un lote de inmunosupresores porque no cuentan con el dinero para cubrir el envío. «Es tan difícil nuestra situación. Nos limitamos por $50 que pueda costar ese envío porque no tenemos ese dinero», comenta en tono de desesperación, frente a las trabas que impiden la llegada de este tipo de medicamentos que pueden asegurar el pase a quienes optan para trasplantes y así el riñón pueda adaptarse al organismo.

No les falta Dios y aún así se quedan cortos. Es lo que piensa Evíes ante esa mano amiga que han tenido de fundaciones como «Chile somos donantes», las cuales aportan vitaminas, antihipertensivos, calcio y hasta controlar cardiopatías. Es un apoyo de pacientes renales que les sobran estas medicinas o de aquellos que han muerto sin culminar el tratamiento.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*