Parque del Este: nuevas atracciones ponen en peligro la selección como patrimonio de la humanidad

0
301

El Parque Generalísimo Francisco de Miranda, también conocido como Parque del Este, ha sido objeto de críticas debido a las nuevas atracciones recreativas y deportivas que se han instalado en él. Estas adiciones, como el Brinca Este, un parque de diversiones de 2,100 metros cuadrados, y una pista de patinaje de 3,350 metros cuadrados, están poniendo en peligro su estatus como patrimonio de la humanidad declarado por la Unesco.

El Sindicato Unitario Nacional de Empleados Públicos de Inparques ha denunciado estas instalaciones, alegando que afectan de manera irreversible el valor patrimonial del parque. Según el sindicato, esto incumple al menos 4 de los 10 criterios ambientales necesarios para ser considerado patrimonio de la humanidad. Además, se han reportado largas colas para ingresar al estacionamiento y a las atracciones del parque, así como ruido excesivo en la pista de patinaje debido a la música a todo volumen y un animador que no deja de hablar.

El sindicato advierte que la protección, gestión, autenticidad e integridad de la propiedad están en grave peligro y que el diseño original del parque también está siendo alterado. El Parque del Este fue declarado bien de interés cultural de la nación en 1998 y se cuestiona si se realizó una evaluación del impacto ambiental antes de instalar estas atracciones.

Además, se critica el diseño ecológico deficiente de las atracciones, que utilizan materiales reciclados. Esto, según el sindicato, viola los principios de armonía con el ambiente y contribuye a la contaminación sónica y lumínica, así como a la generación de basura sin un adecuado manejo.

El sindicato también ha denunciado otros problemas graves en el parque, como la presencia de jóvenes consumiendo drogas y conductas inadecuadas, como orinar en las áreas verdes. Estas acciones, según el sindicato, afectan gravemente la flora y fauna del parque, que es un importante reservorio de biodiversidad.

Ante esta situación preocupante, el sindicato cuestiona quién se está beneficiando económicamente a expensas de la destrucción del patrimonio de los venezolanos. Además, se critica la falta de respeto hacia el descanso nocturno de la fauna libre en cautiverio y el lunes de mantenimiento del Parque del Este.

Es necesario tomar medidas para preservar y proteger el valor patrimonial del Parque del Este, asegurando que las nuevas atracciones sean compatibles con su diseño original y minimizando su impacto ambiental.