PCV denuncia que el gobierno de Maduro presiona al pueblo para votar en referendo

0
155

Los líderes tradicionales del Partido Comunista de Venezuela (PCV), una formación bajo intervención judicial, denunciaron hoy que el gobierno está presionando a los trabajadores públicos y a los habitantes de los barrios pobres para que voten en el referéndum del 3 de diciembre sobre la disputa territorial con Guyana.

En un comunicado, los comunistas condenaron «los mecanismos de coerción y las presiones indebidas que el poder está ejerciendo para obligar a los ciudadanos a participar en este referéndum, que no es vinculante y por lo tanto no resuelve la disputa con Guyana».

«Es inaceptable la amenaza de despido injustificado o de suspensión de beneficios sociales, e incluso de retirada de la bolsa de productos alimentarios, así como las prácticas de acoso y persecución bajo la acusación de ‘traición a la patria’ que están sufriendo tanto los trabajadores públicos como los habitantes de los sectores populares», dice el comunicado.

Por lo tanto, la dirección intervenida del partido exige «un alto al abusivo autoritarismo gubernamental» en relación con estas votaciones, en las que los venezolanos decidirán, entre otras cosas, si están de acuerdo o no con la anexión de los casi 160.000 kilómetros cuadrados en disputa con Guyana al mapa nacional.

Según los comunistas, cada venezolano debe reflexionar sobre si votar o no y cómo hacerlo en este proceso que no supondrá en sí mismo un cambio en la controversia, «sin dejarse llevar por la ruidosa campaña que pretende mostrar al gobierno de Maduro como el más patriota, cuando en realidad es antiobrero, antipopular y antidemocrático».

En el texto, añaden que el gobierno «restringe y viola los derechos laborales, humanos, sociales y políticos de la clase trabajadora venezolana» y mantiene un «congelamiento criminal de salarios y pensiones», fijados por el Ejecutivo en 130 bolívares, unos 3,6 dólares al mes.

La campaña promovida por el chavismo para este referéndum busca «reforzar la defensa» de Venezuela en la zona en cuestión, rica en minerales, aunque el país no ejerce control sobre esta área desde 1899.