Pdvsa promete a gasolineros mejorar la seguridad, imagen y distribución del combustible

0
226

Un total de 900 representantes de las estaciones de combustible en el país se reunieron con el presidente de Pdvsa, Pedro Rafael Tellechea para evaluar la situación de los expendedores de gasolina y diésel. Se acordó formar mesas de trabajo, mientras que la estatal ejecutará un plan de inspección en estos locales. Solicitaron la eliminación del IGTF y no permitir que alcaldías cobren nuevos impuestos por la venta que realicen estos negocios

TalCual

El presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Pedro Rafael Tellechea sostuvo un encuentro con representantes de 900 estaciones de servicio de todo el país, cuyo propósito fue ofrecer estrategias de trabajo, para impulsar la mejora en el sector que agrupa a más de 1.600 establecimientos.

Durante su intervención en la sede de la petrolera este lunes 30 de enero, Tellechea aseguró que se realizarán inspecciones de seguridad e imagen en las estaciones. «Debemos proyectar al país y eso comienza por mejorar la imagen de las estaciones de servicio», acotó según nota de prensa de la empresa estatal.

Indicó además que se crearán mesas de trabajo para discutir y organizar la mejora en la venta y distribución de combustible. «Nos comprometemos a que sus negocios sean estables, cómodos y rentables», subrayó.

Por su parte, el vicepresidente de Comercio y Suministro Nacional de Pdvsa, Juan Carlos Díaz, indicó que «venimos a conocer cuál es la situación de las estaciones de servicio, vamos a comenzar un acercamiento para generar una comunicación fluida».

Las estaciones de servicio en el país muestran una serie de dificultades económicas desde hace varios años debido a la recesión económica, la inseguridad, la pérdida de personal, el aumento de las tarifas de los servicios públicos, la escasez del combustible, los cambios en el método de pago a través de la Plataforma Patria y a la deuda que Pdvsa ha mantenido con estos establecimientos.

Los representantes del sector advirtieron que irían a la quiebra ya que no contaban con los ingresos suficientes para cumplir con los gastos operativos, tributarios y laborales.

Igualmente, la creciente militarización en las estaciones de servicios y la continua presencia de funcionarios estatales entre ellos de Fontur, ha generado denuncias de corrupción en estos locales.

En su intervención este lunes en Pdvsa, el presidente de la Federación Nacional de Gasolineros (Fenegas), Enrique Chacón expresó que «estamos dispuestos a trabajar y solventar cada uno de los problemas que aquejan el sector para relanzar la productividad en las estaciones de servicio».

Mientras que Ana María Urdaneta, de la Asociación Metropolitana de Expendedores de Combustible, expresó que «las gasolineras de Venezuela estamos para trabajar de la mano con ustedes. Nos sentimos satisfechos con este encuentro porque somos escuchados y buscamos soluciones para el crecimiento que queremos».

Héctor Sulbaran, propietario de una cadena de bombas de gasolina en varias partes del país, agradeció al presidente de Pdvsa la oportunidad de reunirse con el sector de forma muy receptiva y franca, dándose un debate muy productivo para construcción de soluciones de cara a optimizar el servicio.

«Esta actividad demuestra que a pesar de las dificultades existe en Venezuela una clase económica activa y con capacidad de trabajo, ya que se trata de personas dueñas de negocios familiares y son quienes de generación en generación se han mantenido al frente de estas estaciones de servicio. Hemos logrado sobrevivir a la fuerte crisis pero aún así mantenemos el ánimo y sentido de pertenencia hacia nuestro comercio», dijo.

Sulbaran destacó que Pdvsa pidió a los dueños de bombas de gasolina hacer hincapié en la imagen y excelencia en la atención al cliente de los operadores. «La petición es que los trabajadores tenga un único uniforme, así como la visualización de las estaciones de servicio con tiendas de conveniencia uniformes y separadas administrativamente de la bomba, así dar la presencia de una empresa de distribución de gasolina de primer mundo».

Los representantes del sector solicitaron la eliminación del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) y no permitir el cobro de impuesto a la venta de combustible por parte de las alcaldías.