Periodistas venezolanas ganan el premio Lorenzo Natali por documentar testimonios de víctimas de torturas

0
133

Tres periodistas venezolanas han sido reconocidas en la 31ª edición de los premios Lorenzo Natali de la Comisión Europea (CE) por su destacado trabajo en temas relacionados con los derechos humanos y la democracia. Estos premios, que se otorgan anualmente en tres categorías diferentes, llevan el nombre de Lorenzo Natali, quien fue comisario europeo de Desarrollo y un defensor ferviente de la libertad de expresión, la democracia, los derechos humanos y el desarrollo.

En la categoría internacional, las periodistas Claudia Smolansky, Carmen Victoria Inojosa y una tercera colega cuyo nombre se mantiene en anonimato por razones de seguridad, fueron galardonadas por su reportaje de investigación titulado «La tortura es la vecina», el cual documenta los testimonios de víctimas torturadas en lugares no oficiales por el régimen de Nicolás Maduro. Durante la entrega del premio, Smolansky resaltó la importancia de este reconocimiento para las víctimas venezolanas de violaciones de derechos humanos y reafirmó el compromiso de las periodistas venezolanas de seguir investigando a pesar de la censura en el país.

En la categoría Europa, los periodistas italianos Stefano Valentino y Emanuela Barbiroglio fueron premiados por su reportaje «La financiación verde europea está pagando la deforestación en Indonesia: el caso de Michelin». Este trabajo investiga los proyectos de desarrollo sostenible y las finanzas verdes, revelando que en ocasiones estas iniciativas pueden ser engañosas.

El premio a la mejor periodista emergente fue otorgado a Sofia Savina por su investigación sobre los crímenes contra los derechos humanos del Ejército ruso en Ucrania, especialmente en relación con los incidentes de asesinatos y violaciones en Bucha, Kyiv y en la región de Chernihiv. Savina, una periodista rusa de 28 años, denunció durante la ceremonia que Rusia considera delincuentes a aquellos periodistas que difunden la verdad y enfatizó que el periodismo no es un delito.

En la entrega de premios, la comisaria europea de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, destacó la importancia de celebrar y apoyar al periodismo y a los periodistas en un momento en el que la autocracia se está expandiendo y el espacio cívico se está reduciendo. Asimismo, el presidente del Consejo Ejecutivo del Observatorio Europeo de Medios Digitales, Miguel Poiares Maduro, señaló que el papel del periodismo tradicional está amenazado en la era digital, con la disminución de las suscripciones a medios e ingresos por publicidad, lo que ha generado inestabilidad financiera para los periodistas. En este sentido, propuso impulsar medidas que fomenten la lectura de noticias y encontrar formas innovadoras de financiamiento.

Durante la ceremonia también se firmó un acuerdo marco de Asociación Financiera para la protección de los medios independientes, con el objetivo de colaborar estratégicamente con ONG que trabajan para preservar la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación en todo el mundo. Como parte de este acuerdo, la UE destinará hasta 20 millones de euros en subvenciones para proyectos que fortalezcan la resiliencia de los periodistas y los medios de comunicación en peligro, aumentando su capacidad de reacción.