Perú le puso ‘paños fríos’ a las acusaciones de secuestro lanzadas por Venezuela

0
199

El gobierno de Perú ha respondido a las acusaciones de las autoridades venezolanas de haber «secuestrado» el vuelo de la selección Vinotinto después de su empate 1-1 en las eliminatorias para el Mundial de 2026. La Cancillería de Perú anunció que colaboraría en la solución de los problemas de abastecimiento de combustible de la aeronave venezolana y destacó el «sentido de cooperación y solidaridad» que permitió resolver la situación.

El martes, los líderes gubernamentales y representantes de la oposición venezolana rechazaron el control de identidad a los extranjeros en el Estadio Nacional de Lima, considerándolo un acto de xenofobia. En respuesta, el gobierno de Nicolás Maduro acusó a las autoridades peruanas de impedir que el avión de la selección venezolana cargara combustible, calificándolo como un «secuestro» y una «nueva arbitrariedad». Maduro atribuyó estos presuntos ataques a la «oligarquía de Perú» y mencionó la «xenofobia» y «la envidia» hacia Venezuela por parte de la «derecha» peruana.

Además, la cartera de Juventud y Deporte de Venezuela y la Federación Venezolana de Fútbol expresaron su rechazo a una supuesta agresión sufrida por los jugadores por parte de la Policía Nacional del Perú después del partido en Lima. Sin embargo, la Cancillería de Perú aclaró que las restricciones de abastecimiento de combustible del avión de la Vinotinto se debían a razones comerciales y negó cualquier medida en su contra.

Finalmente, la Cancillería peruana confirmó que la aeronave ya había partido desde Lima y deseó a la comitiva venezolana un buen viaje de regreso a su país. El canal estatal TV Perú informó que las empresas Petroperú y Terpel suministraron combustible a la nave y las autoridades venezolanas confirmaron que había aterrizado en Caracas.