¿Podrá Twitter, o X, sobrevivir a Elon Musk?

0
599

Destruir un nexo, ya sea físico o virtual, en el que las personas se reúnen para interactuar puede parecer una tarea difícil. Sin embargo, Elon Musk podría estar en camino de descubrir cómo lograrlo.

En la era de la tecnología moderna, la distancia ya no parece ser un obstáculo para la interacción humana. Gracias a las herramientas digitales, es más fácil que nunca conectarse con personas de diferentes países, profesiones y estratos sociales.

Sin embargo, existen ciertos nexos que se mantienen gracias a lo que los economistas llaman externalidades de red. Estos son lugares o sistemas que atraen a las personas porque otros también están presentes. Por ejemplo, las grandes ciudades financieras como Nueva York y Londres son consideradas nexos, ya que las empresas hacen negocios allí porque muchas otras también lo hacen. De manera similar, el dólar estadounidense se ha convertido en un nexo internacional, ya que muchas personas lo utilizan para transacciones comerciales debido a su amplia aceptación.

La naturaleza autorreforzante de estos nexos los hace muy duraderos. Incluso si las circunstancias que los hicieron importantes en un principio cambian, su influencia puede persistir. Por ejemplo, Nueva York sigue siendo la ciudad más poblada de Estados Unidos a pesar de que los canales que la convirtieron en un centro económico ya no son relevantes. Esto se debe a que las empresas, especialmente las financieras, encuentran ventajas en estar cerca de otras compañías relacionadas.

De manera similar, el dólar estadounidense se ha mantenido como moneda de reserva internacional a pesar de que el dominio económico de Estados Unidos ha disminuido. Esto se debe a que las personas todavía lo utilizan para transacciones internacionales debido a la amplia aceptación que tiene.

Sin embargo, a pesar de su durabilidad, los nexos no son indestructibles. Si las condiciones en Nueva York se deterioraran significativamente, su dominio financiero podría colapsar. De manera similar, si Estados Unidos no cumpliera con sus deudas, el dólar podría perder su estatus internacional.

Puede Twitter sobrevivir a Elon Musk? - Forbes España

Aunque actualmente no estamos presenciando ninguno de estos escenarios, podría haber un ejemplo en proceso: Twitter, ahora conocido como «X». Antes de ser adquirida por Elon Musk, Twitter era un importante lugar de interacción y fuente de información para muchas personas. Sin embargo, desde que Musk asumió el control, la experiencia en la plataforma ha empeorado.

Las características que solían ser útiles, como las tildes azules de verificación, ahora se han convertido en señales de trolls y personas con opiniones extremas. Además, X ha comenzado a eliminar los titulares de los enlaces a artículos de noticias, dificultando la comprensión de su contenido.

Esto ha llevado a una disminución en la cantidad de información útil en X, lo que ha llevado a algunas personas a buscar alternativas en otras plataformas. La crisis en Medio Oriente ha sido una prueba para esta nueva versión de Twitter, y parece que está fallando en mantener su relevancia.

Aunque no hay datos concretos, hay una sensación generalizada de que X está entrando en una espiral de muerte. Cada vez más personas están publicando contenido útil en otras plataformas, como Threads y Bluesky. Esto está haciendo que X sea menos esencial y está poniendo en peligro su posición como un importante nexo de interacción en línea.

Si Elon Musk continúa en esta dirección, es posible que esté en camino de destruir un nexo establecido. Aunque no será fácil, su influencia y los cambios en la plataforma podrían llevar a su caída.

Sin embargo, solo el tiempo dirá si X realmente cae o si logra reinventarse y recuperar su relevancia. Por ahora, parece que Elon Musk está desafiando la resistencia de un nexo, y podría convertirse en un caso de estudio sobre cómo destruir un lugar de interacción en línea.