Polémica por la representación de Venezuela en la próxima cumbre entre la CELAC y la UE

0
403

Con Informacion de El Mundo

La próxima Cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se llevará a cabo en Bruselas los días 17 y 18 de este mes, ha generado polémica en relación con la participación de las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Diputados del Grupo Popular Europeo han exigido que se retire la invitación a Nicolás Maduro y que se le ponga a disposición de la Corte Penal Internacional (CPI) en caso de que viaje a la capital belga.

La invitación a los presidentes de los países americanos es responsabilidad de la presidencia pro tempore de la CELAC, que actualmente está en manos de San Vicente y las Granadinas, un estrecho aliado del chavismo. Existe incertidumbre en Caracas sobre quién podría sustituir a Maduro en caso de que no asista, y se plantea la posibilidad de que sea su vicepresidenta y mano derecha, Delcy Rodríguez, a pesar de estar sancionada por la UE.

La participación de Delcy Rodríguez podría ser complicada debido a las sanciones que le impiden incluso el tránsito por países europeos. Sin embargo, se especula que podría viajar si la UE y Bélgica ofrecen garantías de que puede hacerlo. En caso de que ninguno de los dos asista, la representación venezolana recaería en el canciller Yván Gil.

La proximidad de las elecciones generales en España, que preside actualmente la UE, es uno de los obstáculos significativos para el éxito de la cumbre. Además, existen dificultades para definir una agenda de cooperación entre la UE, América Latina y el Caribe, y finalizar un acuerdo entre la UE y los países del Mercosur.

Esta situación genera controversia y debate en torno a la participación de Venezuela en la cumbre y plantea interrogantes sobre quién representará al país en el evento.