¿Por qué Venezuela sigue siendo el país más corrupto de América?

0
149

Según Transparencia Internacional, Haití y Nicaragua siguen en la lista de los más corruptos

Por GDA | El Tiempo | El Nacional

Más que un fantasma, la corrupción parece ser un ser omnipresente en el Estado venezolano. El reciente informe de Transparencia Internacional (TI) sitúa nuevamente al país suramericano como uno de los más corruptos del mundo y el principal del continente.

Con una puntuación de 14 sobre 100, le siguen Haití con 17 puntos y Nicaragua 19. Desde 2021, Venezuela se ha mantenido con la misma calificación. Sin embargo, la región en general no presentó mayores avances.

Para este informe anual, TI evalúa indicadores como los sobornos, fondos desviados, funcionarios involucrados y la capacidad del Estado en hacer frente a los casos, que en este caso se percibe bastante baja.

En el país, es difícil obtener cifras oficiales, el Estado prefiere no divulgar indicadores. Sin embargo, el Ministerio Público (MP) ha aportado algunos datos. El fiscal general de la República, Tarek William Saab, ha asegurado que su equipo trabaja en desmantelar cualquier red de corrupción.

Datos en Venezuela
En recientes declaraciones, Saab indicó que desde agosto de 2017 hasta noviembre de 2022, el MP hizo 15.390 imputaciones y 5.757 acusaciones por hechos de corrupción.

Sin embargo, no presentó detalles como el número de condenas por año, el nombre de los funcionarios, qué institución presentó más casos o cuánto dinero hay involucrado en sobornos.

El Tiempo pidió un comentario al fiscal sobre el informe de TI pero no obtuvo respuesta.

Para Transparencia Venezuela, las cifras presentadas por el MP presentan inconsistencias y “se evidencia la opacidad en la gestión”. La mayoría de los casos reportados por Saab tienen que ver con tramas dentro de Petróleos de Venezuela y en las que se apunta a Rafael Ramírez, expresidente de la Estatal.

“La gran corrupción de Venezuela ha llegado a tal nivel que ha dejado a los venezolanos en indefensión. No tenemos a dónde acudir porque todos los órganos públicos están capturados por la red de corrupción que además tiene alianzas con el crimen organizado” dice a El Tiempo, Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela.

De Freitas ha insistido además que la corrupción no solo limita los derechos de los venezolanos, sino que además empeora la crisis y da resultados –solo por nombrar uno de ellos- como la salida masiva de migrantes.

Según TI, la lucha por la corrupción se ha estancado en América. En los últimos cinco años ningún país presentó mejoras. Los países americanos percibidos como menos corruptos en 2022 fueron Canadá (74), Uruguay (74) y Estados Unidos (69).

“Los gobiernos frágiles fallan en su labor de frenar las redes criminales, el conflicto social y la violencia y algunos exacerban las amenazas para los derechos humanos al concentrar el poder con el pretexto de responder a la inseguridad», señaló la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio.

Los tentáculos de la corrupción
Una de las consignas de la oposición venezolana ha sido señalar al chavismo de corrupto, sin embargo, los tentáculos parece que se extendieron hasta quienes intentan desplazar a Nicolás Maduro del poder.

“El reto era mostrar que podíamos ser diferentes a Maduro. Pero con absoluta responsabilidad debo decir que algunos personajes mostraron ser más de lo mismo en términos de falta de escrúpulos y de corrupción”, dice el opositor Julio Borges en su más reciente libro titulado “La patria que viene”, en el que hace un recuento de todo lo ocurrido con el llamado gobierno interino encabezado por Juan Guaidó.

Escándalos dentro de los diputados opositores, señalamientos por el manejo de dinero, y el caso más sonado: Monómeros, empañan las actuaciones opositoras.

El 26 de enero, Juan Guaidó hizo pública su rendición de cuentas después de cuatro años como presidente interino, pero quedaron más dudas que nunca. Se limitó a decir que durante ese período se manejaron entre 120 y 150 millones de dólares, pero tampoco hubo un detalle de qué se hizo con todo el dinero, a dónde fue o cómo se manejó.

El informe de Transparencia Internacional ubica a Dinamarca con la mejor puntuación (90), luego Finlandia (87) y Nueva Zelanda (87), siendo los menos corruptos. Por los momentos parece que Venezuela está distante de esos resultados.