¿Quiénes son los candidatos a la presidencia de El Salvador y qué tanto apoyo tienen?

0
405

El proceso electoral en El Salvador se acerca y los ciudadanos están ansiosos por elegir a su próximo presidente y vicepresidente en febrero de 2024. Además, se llevarán a cabo elecciones para legisladores y gobernantes de los 44 municipios del país. En este escenario, el actual presidente Nayib Bukele y su partido político Nuevas Ideas destacan como los favoritos en las preferencias de voto.

La decisión de Bukele de buscar la reelección ha generado cierta inquietud en el panorama electoral de El Salvador. Aunque hay al menos otras cuatro fórmulas presidenciales en contienda, ninguna de ellas se acerca al nivel de popularidad del mandatario salvadoreño. Esto sitúa a Bukele como el candidato con mayores posibilidades de continuar en la presidencia durante los próximos cinco años.

Según la última encuesta de la Universidad Francisco Gavidia, Bukele y su compañero de fórmula, el vicepresidente Félix Ulloa, lideran la intención de voto con un 68,4%. En contraste, los candidatos de los partidos tradicionales ARENA y FMLN cuentan con apenas un 4,3% y 2,8% respectivamente. Otros partidos emergentes como Nuestro Tiempo obtienen un 2% de preferencia, mientras que Fuerza Solidaria alcanza el 1,5%.

El partido Nuevas Ideas nació como un movimiento ciudadano liderado por Bukele en 2017 y posteriormente se convirtió en un partido político con un enfoque en la eliminación de ideologías obsoletas. Gracias al aval de la Corte Suprema de Justicia para la reelección continua, Bukele se encuentra en camino hacia un segundo mandato.

El partido ya ha comenzado a difundir su mensaje gubernamental a través de plataformas digitales, con la consigna de que los opositores pretenden regresar al pasado y preguntando a los votantes si permitirán eso. Cabe destacar que la campaña electoral aún no ha comenzado y Bukele aún no se ha inscrito oficialmente como candidato.

El actual mandatario ha sabido sortear su popularidad sin necesidad de definirse desde un punto de vista religioso o ideológico. Su apuesta principal es continuar con el régimen de excepción que ha llevado a la cárcel a más de 70,000 personas acusadas de ser miembros de pandillas.

Aunque en un principio se especulaba sobre una posible coalición de partidos para enfrentar a Bukele en las elecciones, al final no se concretó ninguna unión. Los candidatos de ARENA, el partido de derecha que ocupa el segundo lugar en las encuestas, son los empresarios Joel Sánchez e Hilcia Bonilla, quienes buscan convencer al electorado salvadoreño con un mensaje a favor de la democracia y las libertades.

El partido de izquierda FMLN presenta a Manuel Flores, exalcalde y exdiputado de la Asamblea Legislativa, y a Werner Marroquín, sindicalista y empresario residente en Estados Unidos. Aunque ambos han manifestado su apoyo a las libertades y al Estado de Derecho, la fórmula presidencial enfrenta acusaciones de corrupción debido a los casos de los expresidentes Mauricio Funes y Salvador Cerén.

En cuanto al partido más nuevo en la contienda, Nuestro Tiempo, los candidatos son Luis Parada, doctor en derecho, y Celia Medrano, con una amplia trayectoria en defensa de los derechos humanos. Al igual que los candidatos del FMLN, expresan su oposición al régimen de excepción y critican el abuso de poder por parte de las autoridades.

En las elecciones de 2024 se implementarán cambios significativos. Las papeletas de votación incluirán las fotografías y los nombres de los candidatos presidenciales, y se reducirá el número de municipios de 262 a 44. También se disminuirá el número de legisladores de 84 a 60.

En cuanto a las elecciones legislativas, se eliminó el «sistema de residuos» que permitía a legisladores de partidos minoritarios ingresar al Congreso en las elecciones anteriores. Ahora, los legisladores solo podrán ser electos por mayoría de votos, lo que según el presidente del Congreso, Ernesto Castro, garantiza una representación más acorde con el apoyo popular.

El gran dilema en estas elecciones es si el Tribunal Supremo Electoral (TSE) avalará la inscripción de Bukele como candidato presidencial. El presidente ha argumentado que no está violando la Constitución, ya que la prohibición de reelección se aplica al expresidente Salvador Cerén y no a él. Además, planea pedir licencia o renunciar a su cargo para cumplir con el requisito de no haber desempeñado la presidencia en los últimos seis meses anteriores al inicio del período presidencial.

Las elecciones en El Salvador serán un evento crucial para el futuro del país centroamericano, y los ciudadanos están a la espera de los resultados que determinarán quién será su próximo líder.