Régimen de Daniel Ortega cierra otras dos universidades privadas en Nicaragua, sumando 26 instituciones ilegalizadas desde 2021

0
402

El régimen nicaragüense liderado por Daniel Ortega ha tomado la decisión de cerrar otras dos universidades privadas, la Asociación Universidad Evangélica Nicaragüense Martín Luther King Jr (UENIC) y la Asociación Universidad de Occidente (UDO), sumando así un total de 26 instituciones de educación superior ilegalizadas desde diciembre de 2021, incluyendo 7 de origen extranjero.

Con información de Infobae

Según un acuerdo publicado en el Diario Oficial La Gaceta por el Ministerio de Gobernación, controlado por la dictadura, esta decisión fue tomada a solicitud del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA).

El cierre de la UENIC se justificó debido a que emitía documentos institucionales con logotipos pertenecientes al CNU y el CNEA sin autorización, además de no contar con la estructura básica para operar como una universidad autorizada, ni control sobre su planta docente y sin registros adecuados de estudiantes y docentes. También se mencionaron pagos excesivos para la titulación, sin especificar en el documento.

Por su parte, la UDO impartía carreras no autorizadas por el CNU en sus tres sedes y presentaba deficiencias académicas, así como la oferta de títulos de carreras no autorizadas por el CNU y el CNEA. Además, se mencionó la oferta de maestrías de Educación Superior a estudiantes extranjeros sin autorización.

El Ministerio de Gobernación ordenó a las autoridades de ambas universidades entregar información detallada al CNU y anunció que los estudiantes matriculados en territorio nicaragüense serán reubicados en universidades acreditadas en el país.

Asimismo, los bienes muebles e inmuebles de estas universidades serán traspasados al Estado de Nicaragua, según ordenó la Procuraduría General de la República.

Desde diciembre de 2021, la Asamblea Nacional de mayoría sandinista ha ilegalizado 14 centros de estudios superiores por petición del Ejecutivo, mientras que otros 12 han sido disueltos por el Ministerio de Gobernación.

En febrero del año pasado, el Parlamento creó tres nuevos centros de educación superior con documentos e infraestructura ocupadas a seis universidades privadas ilegalizadas, incluyendo la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), que fue un bastión de las protestas antigubernamentales entre abril y junio de 2018. La situación ha generado preocupación y críticas tanto a nivel nacional como internaciona