Registran la muerte de 116 menores en ocho meses por causa de la precariedad hospitalaria

0
379

La Red por los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redhnna) y Cecodap han presentado una denuncia alarmante sobre la situación de los hospitales en Venezuela. Según un informe presentado por Carlos Trapani, abogado y coordinador general de Cecodap, y Carla Serrano, socióloga y secretaria adjunta de la Redhnna, entre diciembre de 2022 y julio de 2023 han fallecido 116 menores de edad debido a la precariedad en los hospitales del país.

El informe destaca la negligencia como el principal factor de estas muertes, sumado a la falta de insumos médicos y la ausencia de personal médico especializado en los principales centros de salud del país. Según las ONG, la falta de datos oficiales y actualizados por parte del Estado dificulta tener una visión completa de la violencia ejercida contra los niños y adolescentes en Venezuela. Sin embargo, los datos recopilados indican que durante este periodo murieron 189 niños (de 0 a 12 años) y 91 adolescentes (de 12 a 17 años). Además, en 46 casos no se especifica la edad de los fallecidos.

Miranda y Carabobo son los estados de Venezuela con mayor mortalidad de menores de edad, con 25 y 22 muertes respectivamente. Las organizaciones denuncian la negligencia de cuidadores, Estado y comunidad como el principal factor de estas violaciones a la integridad personal de los niños, niñas y adolescentes.

El informe también identifica distintos tipos de muertes por accidentes, siendo el ahogamiento la causa más común, seguida de muertes por inmersión en playas, piscinas o represas. Estas muertes pueden deberse a la negligencia de los cuidadores, pero también a la falta de normativas de seguridad y servicios como personal de vigilancia en balnearios y piscinas.

Otra causa relevante de muerte violenta de los niños y adolescentes en Venezuela es la actuación letal de delincuentes. Según el informe, se registraron 40 muertes en este periodo, en las cuales la mayoría de las víctimas murió por disparos durante robos, enfrentamientos o discusiones. En el 85% de los casos, los agresores son desconocidos o no identificados.

Estos datos alarmantes evidencian la urgente necesidad de políticas públicas y servicios para prevenir y denunciar estos hechos, así como el fortalecimiento de la seguridad y la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en Venezuela.

Con Información de El Nacional