Relatores de la ONU condenan represión a los actos conmemorativos de la muerte de Mahsa Amini

0
293

Cerca de una veintena de relatores y expertos de Naciones Unidas condenaron hoy la represión de los actos conmemorativos por la muerte hace un año de la joven iraní Mahsa Amini, y subrayaron que el Gobierno de Irán debe rendir cuentas por ese crimen y poner fin a su campaña contra las protestas que provocó.

«Después de meses de reprimir brutalmente las manifestaciones en el último año, las autoridades han impuesto restricciones y han amenazado con represalias contra toda conmemoración pública del aniversario de la trágica muerte de Amini», indicaron los expertos de la ONU en un comunicado.

Entre las limitaciones impuestas, recordaron en la nota oficial, destacó la detención del padre de Amini, al que se coaccionó para que no conmemorara la muerte de su hija, y el despliegue de fuerzas de seguridad alrededor del domicilio de la familia el pasado sábado 16 de septiembre, día del aniversario del asesinato.

También hubo un fuerte despliegue de fuerzas de seguridad en Teherán y en varias ciudades kurdas, así como denuncias de disparos de la policía contra manifestantes en varias ciudades, que causaron al menos dos heridos y la detención de 260 personas el pasado fin de semana.

Los expertos también lamentaron que «hasta el momento, las autoridades estatales no han conducido una investigación independiente, imparcial y transparente sobre la muerte de Amini», fallecida cuando se encontraba bajo custodia policial tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo islámico.

La investigación iniciada por un comité especial, que atribuyó la muerte de la joven kurda de 22 años a afecciones médicas subyacentes, «no cumple los estándares y normas internacionales de derechos humanos», afirmaron en el comunicado.

Entre los firmantes de éste figuran los relatores especiales de la ONU para Irán (Javaid Rehman), la libertad de expresión (Irene Khan) y los defensores de derechos humanos (Mary Lawlor), así como los miembros del Grupo de Trabajo contra la Discriminación de Mujeres y Niñas.

«El Gobierno de Irán podría haber aprendido importantes lecciones de la trágica muerte de Amini, pero han decidido no hacerlo, como muestra una respuesta a las protestas que ha causado la muerte de cientos de manifestantes desde septiembre de 2022», aseguraron.

Grupos de derechos humanos calculan que en un año de represión de estas protestas han fallecido medio millar de personas y al menos otras 20.000 fueron detenidas en Irán.

Por Infobae