Rescatan tortuga llena de petróleo en el lago de Maracaibo y exigen declarar emergencia

0
347

Una tortuga trachemys llena de petróleo y verdín del lago de Maracaibo, en el estado Zulia, fue rescatada por pescadores. Estos se encontraban en el sector El Bajo, en el municipio San Francisco, cuando avistaron al animal y lo entregaron a grupos ambientalistas.

Con información de El Nacional

Pescadores de la zona aseguraron que todo lo que recogen de esas aguas está petrolizado, incluyendo los camarones, según informó el periodista local Jhorman Cruz.

Las organizaciones Mapache Ecoaventura y Fitlosophy expresaron en Instagram: «Así como esta, hemos encontrado infinidad de vidas silvestres como flamencos, reptiles, aves y todas las especies marinas. No solo importa la vida humana».

En un video difundido por los grupos en redes sociales, se escucha a un hombre decir: «He aquí la importancia de declarar al lago de Maracaibo en estado de emergencia». En las imágenes se observa el complejo proceso de recuperación de la tortuga.

Otro ciudadano expresó su preocupación por la situación: «Lo triste es que quizá por cada veinte tortugas, solamente podemos rescatar una. Esto es lo que queremos que se termine; que nuestras especies dejen de morir por la fuga de petróleo. Queremos una mejor ciudad, un mejor estado, una mejor Venezuela. Es hora de que todos, de manera unida, empecemos a salvar el mayor reservorio de agua que tiene el país».

Las organizaciones Mapache Ecoaventura y Fitlosophy advirtieron que las especies y la fauna están amenazadas diariamente por la contaminación y los derrames de petróleo. «Es importante hacer un llamado de emergencia sobre lo que está sucediendo en Maracaibo», manifestaron.

La sociedad civil Una Arboleda para Maracaibo recientemente exigió a las autoridades declarar el estado de emergencia en el lago y denunció que desde hace casi un mes hay una mancha de petróleo extendiéndose por el agua.

Según el diario regional El Tiempo, entre los años 2000 y 2021 se han derramado más de 200.000 barriles de crudo en el lago de Maracaibo. Además del daño a la fauna y flora autóctonas, la situación también afecta a la pesca artesanal, que es el sustento de los pescadores y sus familias.