Reventón húmedo, el fenómeno que ocasionó la caída de árboles en Caracas

0
369

Valdemar Andrade, un ingeniero hidrometeorológico de la Universidad Central de Venezuela (UCV), ha explicado que el fenómeno atmosférico responsable de la caída de numerosos árboles la semana pasada en la ciudad de Caracas se conoce como «downburst» o reventón húmedo.

En una entrevista para Onda La Superestación, Andrade ha detallado que el reventón húmedo consiste en una corriente descendente de viento proveniente de una nube vertical de gran tamaño, que abarca un radio de hasta 5 km y puede generar velocidades de viento de entre 100 km y 130 km por hora.

Según el experto, este fenómeno suele afectar a los árboles más altos o aquellos que no han sido podados con regularidad.

La semana pasada se informó de la caída de numerosos árboles en áreas como Altamira y Los Palos Grandes, ubicadas en el municipio Chacao del estado Miranda, así como en zonas del oeste de la capital como Catia, El Silencio y El Paraíso.

Respecto a este hecho, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología indicó en ese momento que se registraron áreas nubladas con un «gran desarrollo vertical y evolución rápida, generando precipitaciones moderadas a fuertes, descargas eléctricas y ráfagas de viento» en zonas de La Guaira, Distrito Capital, Miranda y Aragua.

Andrade ha señalado que hasta la tarde del domingo 22 de octubre se acumularon aproximadamente 160 milímetros de lluvia, lo que equivale a 160 litros por metro cuadrado, mientras que el promedio para el mes de octubre es de 124 mm.

El experto ha destacado que, aunque es común que en octubre se produzcan fuertes precipitaciones y tormentas eléctricas, convirtiéndolo en el mes más lluvioso del año, este año septiembre superó ese récord con una acumulación de 300 mm después de 74 años.

«La cantidad de lluvia acumulada y la duración de los días lluviosos hace que los suelos se aflojen, especialmente en áreas saturadas», ha afirmado Andrade.

El experto ha estimado que quedan aproximadamente 20 días de lluvia antes de que finalice el año.

Aunque no cree que se produzcan nuevamente eventos como el reventón húmedo en un futuro cercano, Andrade ha señalado que no se puede descartar su ocurrencia.