Ronald Balza aclara que indexación de los bonos quedará a juicio de Maduro

0
375

El economista y decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCAB, Ronald Balza aclaró este lunes que según el artículo 2 de la Gaceta Oficial en la que se oficializa el ajuste de los bonos de cestaticket y bono de guerra para empleados públicos, privados, pensionados y jubilados, es Nicolás Maduro quien decidirá si los montos se actualizarán de acuerdo al precio del dólar.

ND

En entrevista concedida a Román Lozinski, Balza criticó que el pasado 1 de mayo, Maduro haya decidido nuevamente avanzar con la bonificación salarial cuando esto no tiene ninguna incidencia en prestaciones o vacaciones del trabajador. «Era algo que teníamos que echar para atrás» y reclamó «volvemos a un decreto que se salta las protecciones al trabajador, ya que pagan bonos que no garantizan nada, y que además no tienen nada que ver con el trabajo sino con supuestos enemigos internos o externos».

En este sentido, refirió a la Gaceta Oficial que se dio a conocer este fin de semana y señaló «el artículo dónde dice que se va a revisar dice que el Ejecutivo ordenará el ajuste mensual. O sea, podría hacerlo o no. Es un modo de hablar de la indexación lo que es un error porque no se puede pensar que el trabajador queda protegido porque se le indexe el salario. El Gobierno debería buscar estabilidad de precios».

Y argumentó «tratar de amarrar un precio a algo que uno no sabe cómo se moverá es un riesgo, porque puede que los privados no lo puedan pagar, que a los trabajadores no le alcance y lo peor de todo es que el salario del trabajador depende de otra cosa que no es su esfuerzo».

Balza expuso que Maduro lo que tenía que hacer el 1 de mayo era «presentar cuentas, decir lo qué estaba gastando y en qué, igualmente con los pensionados y con esto claro ofrecer un aumento. Otra vez no lo hizo y hoy, una maestra, una enfermera, un policía que esté por jubilarse saben que Maduro no está dispuesto a rendir ninguna cuenta y que todo queda a la arbitrariedad del Gobierno. Las condiciones de trabajo deben ser anticipables, el trabajador debe poder pensar en su futuro por décadas», fustigó.