Salario de lástima, Por El Nacional

@DolarToday / Dec 16, 2022 @ 2:00 pm

Salario de lástima, Por El Nacional

El salario mínimo en Venezuela tras la macrodevaluación experimentada por el bolívar en los dos últimos meses equivale a 9 dólares: seis veces menor que el de Haití, que es el país que nos antecede en la cola del ranking de salarios mínimos continentales. La «revolución bolivariana», que pregona un «arreglo» de lentejuelas, mató el bolívar.

El Nacional

Una moneda que los venezolanos no quieren porque se la tragó la inflación que ya pasó del 100% y aún no acaba el año.

El aumento decretado en marzo pasado que elevó el salario mínimo ―que reciben centenares de miles de trabajadores de la administración pública y varios millones de pensionados― de 7 bolívares (1,6 dólares) a 126 bolívares (29 dólares) se volvió polvo con el transcurso de los meses.

Este es el ranking de salarios mínimos (en dólares) en América Latina, donde Venezuela sigue ocupando el último lugar con diferencia:

  1. Costa Rica: 559 dólares
  2. Uruguay: 498 dólares
  3. Chile: 466 dólares
  4. Ecuador: 425 dólares
  5. Guatemala: 396 dólares
  6. El Salvador: 365 dólares
  7. Argentina: 361 dólares
  8. Paraguay: 355 dólares
  9. Honduras: 300 dólares
  10. Panamá: 290 dólares
  11. México: 268 dólares
  12. Perú: 267 dólares
  13. Panamá: 290 dólares
  14. Brasil: 229 dólares
  15. Colombia: 210 dólares
  16. República Dominicana: 209 dólares
  17. Nicaragua: 129 dólares
  18. Cuba: 79 dólares
  19. Haití: 53 dólares
  20. Venezuela: 9 dólares

Los tres gobiernos que se declaran revolucionarios ―junto con la siempre empobrecida y dolida Haití― ocupan los últimos puestos de esta lista tras décadas de destrucción del aparato productivo, desincentivo a la inversión, control asfixiante del aparato estatal y la privación de las libertades. Un modelo aplicado a rajatabla con funestos resultados.

Solo el fanatismo revolucionario, y la ceguera intencionada y nada inocente de los aliados internacionales, pueden seguir defendiendo este estado de cosas, porque escapa a toda lógica que un país como Venezuela que recibió más de 1 billón de dólares por exportaciones petroleras entre 2009 y 2017 se encuentre en una situación tan calamitosa.

José Guerra, del Observatorio Venezolano de Finanzas, sostiene que la devaluación del signo monetario es incontenible y apunta tres razones: el BCV carece de reservas porque no hubo ahorro, pero sí dilapidación de las divisas petroleras; aumenta la preferencia por los dólares en lugar de los bolívares no solo por comerciantes y empresarios sino por la gente del común que se las apaña para proteger sus menguados recursos; y no hay ni un programa ni un equipo preparado para recuperar y encaminar la economía.

La política económica es de artificio. Ningún país se desarrolla creando tan solo restaurantes, a los que concurre quizás el 10% de la población y como abren las puertas, las cierran. Porque no hay bolsillos para pagar la entrada a esa fiesta. Lo que existe es penuria y hambre. También, como rezan las bienaventuranzas, “hambre y sed de justicia”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*