Sascha Barboza defiende la legalidad y calidad de sus productos en medio de la controversia

0
526

La influencer Sascha Barboza y su distribuidora oficial, Green Performance, han respondido a las acusaciones emitidas por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos de Colombia (Invima) sobre supuestas irregularidades en el registro y comercialización de los productos de la marca Sascha Fitness. Según Green Performance, los suplementos son comercializados en Colombia bajo registros sanitarios necesarios en la categoría de alimentos, aprobados por la entidad colombiana y vigentes en la actualidad.

La distribuidora explicó que, al ser fabricados en Estados Unidos y posteriormente importados a Colombia, existen diferencias en cuanto a la normatividad en materia de comercialización de alimentos y suplementos. Algunos productos tienen la denominación «Dietary Supplement» (suplementos dietarios) y se atribuyen propiedades relacionadas con la nutrición general, lo cual difiere de la categoría de alimentos en la que están registrados.

Para cumplir con la normativa sanitaria colombiana, Green Performance realizó ajustes en el etiquetado de los productos, eliminando las menciones a «Dietary Supplement» y la información sobre propiedades nutricionales. La distribuidora también instó a otros distribuidores de la marca Sascha Fitness a suspender la venta de productos con esa denominación y anunció que proporcionará las directrices necesarias para reemplazar dichos productos por aquellos que cumplen con la normativa vigente en materia de alimentos.

Sascha Barboza, por su parte, reiteró su compromiso con la legalidad, transparencia y calidad de sus productos. En un comunicado, destacó que siempre ha sido importante para ella hacer las cosas por el camino correcto, priorizando la credibilidad, la ética y la honradez.

El Invima emitió una alerta contra los productos de Sascha Fitness por irregularidades en su registro y comercialización. Aunque Barboza negó que se trate de sus productos y atribuyó las denuncias a artículos plagiados, el organismo colombiano afirmó que las irregularidades corresponden a los productos originales, ya que no estaban registrados.

Barboza aseguró contar con todos los permisos y registros necesarios para la comercialización de sus productos en Colombia y señaló que la alerta del Invima podría estar relacionada con el mercado negro o el plagio de productos. Subrayó que la importación legal de sus productos con su distribuidor oficial está en orden y cumple con todos los requisitos establecidos.