Se acerca una reunión entre María Corina Machado y Manuel Rosales este fin de semana

0
219

TalCual

La ganadora de las primarias María Corina Machado ha aceptado participar en una reunión con el abanderado de UNT, Manuel Rosales, y miembros de la Plataforma Unitaria, en busca de consensos políticos para una candidatura presidencial unificada. Al cierre de esta nota, se esperaba la confirmación del gobernador del Zulia.

Avanzan las conversaciones dentro de la oposición venezolana para construir consensos. Integrantes de la Plataforma Unitaria (PU) están a la expectativa de una reunión que se organiza para este fin de semana entre María Corina Machado y el gobernador Manuel Rosales, además de miembros de la PU, informaron fuentes a TalCual.

El encuentro se llevaría a cabo en presencia de integrantes de la instancia opositora. Al cierre de esta nota, se estaba esperando la confirmación de la asistencia por parte del también candidato presidencial de Un Nuevo Tiempo, que habría mostrado su disposición a participar en el encuentro según dijo uno de sus representantes ante la Plataforma Unitaria.

Esta reunión sería la segunda entre Machado y Rosales, después del encuentro sostenido el 19 de marzo en Caracas, en el cual el gobernador zuliano ratificó que la tarjeta de su partido UNT estaría a disposición de una candidatura unitaria y de la escogencia de un sustituto ante la inhabilitación de la fundadora de Vente Venezuela.

En esta oportunidad, la conversación no sería exclusiva entre ambos, sino que se incorporaría la propia Plataforma Unitaria para tomar decisiones que involucren a la tarjeta MUD.

TalCual ha podido conocer de distintos actores integrantes de partidos que conforman la instancia opositora que uno de los problemas que enfrentan es la desconfianza entre los dirigentes. Es algo que se admite existe, y en el mejor de los casos, con la disposición a superarlo. Pero los mecanismos para hacerlo, más allá del diálogo, no están claros.

«Si la Mesa de la Unidad Democrática/Plataforma Unitaria y los que tienen protagonismo no deciden, nos vamos a quedar sin candidato porque yo así no voy a ser el candidato. No ando desesperado por ser candidato, ni quiero ser candidato para llegar de segundo, ni contra nadie», dijo Rosales el domingo 7 de abril en entrevista con Venevisión.

Antes había afirmado que «les pongo las dos tarjetas que salvamos con mi candidatura con un lacito en la mesa. Vean a ver qué van a hacer con ello».

Machado, por su parte, dijo el 5 de abril que está comprometida con una ruta electoral «para ganar, no para bajar la cabeza y aceptar arbitrariedades, trampas o chantajes del sistema», y reiteró que todavía hay tiempo para seguir presionando por la inscripción de una candidatura unitaria. También, desde el 31 de marzo, puso en el debate que la sustitución de candidaturas puede ocurrir hasta 10 días antes de los comicios.

Se espera que a la reunión planteada para este fin de semana asistan otros delegados políticos de los distintos partidos que participan de la Plataforma Unitaria, además de su secretario ejecutivo Omar Barboza. El expresidente de la Asamblea Nacional ha sido fundamental, coinciden fuentes consultadas, en que las relaciones entre Vente Venezuela y la PU –de la que no forma parte– se mantengan operativas con fluidez.

«Se mantiene en diálogo permanente con Machado y ha servido de puente, cumpliendo bien su rol», confía a este diario uno de los integrantes de la instancia de articulación opositora.

Barboza fue seleccionado por la Plataforma Unitaria la noche del lunes 25 de marzo para intentar su inscripción como candidato presidencial con la tarjeta MUD, vistos los impedimentos políticos que se impusieron a la postulación de Corina Yoris, que contaba con el respaldo unánime de todos los 10 partidos de la alianza. No pudo hacerlo por el mismo bloqueo del sistema, relataron varios testigos.

De cara a ese día, el acuerdo político era que ambas tarjetas apoyarían a una misma candidatura. Pero desde UNT han defendido que la decisión de Manuel Rosales de inscribirse faltando minutos para el cierre del proceso se hizo para «salvar la tarjeta» y permitir abrir espacio para recuperar la de la MUD por diálogo político.

Entretanto, en partidos como Primero Justicia existe preocupación por las consecuencias que los desencuentros de la dirigencia opositora tienen aguas abajo en la organización de base, que debe preparar testigos y logística de cara al trabajo en mesas el 28 de julio próximo. «Las bases de PJ tienen sus metas y comprometidas con participar independientemente de quién sea el candidato», reveló uno de sus dirigentes.

En otras de las toldas opositoras también han mostrado inquietud por señales cruzadas a la militancia. En las últimas semanas se había visto el trabajo coordinado en favor de la candidatura unitaria, incluso con simpatizantes de Vente Venezuela articulados con los de UNT «sin