Señalan a exdirector ejecutivo de Citgo de ayudar a lavar dinero del narcotráfico venezolano

0
476

Un testigo colaborador en un próximo juicio penal declarará que un antiguo CEO de la refinería Citgo Petroleum ayudó a un supuesto narcotraficante venezolano a lavar dinero en la década de 2000. Los fiscales no mencionaron directamente a Citgo en el caso contra Carlos Orense, pero sí se refirieron a una subsidiaria estadounidense de propiedad estatal venezolana. Un abogado del exdirector de inteligencia militar venezolano, Hugo Carvajal, confirmó que la empresa mencionada en el caso es Citgo y el CEO señalado es Luis Marín, quien ocupó el cargo desde 2003 hasta 2005.

Durante la selección del jurado para el juicio de Orense en Nueva York, el juez federal de distrito Vernon Broderick mencionó a Marín como una de las personas que se espera que sean mencionadas en el juicio. Según los fiscales federales, se espera que el testimonio incluya afirmaciones de que Marín arregló que Citgo firmara un contrato ficticio con una empresa fantasma que recibía depósitos de las ventas de drogas de Orense en Estados Unidos y transfería el dinero a cuentas bancarias en el extranjero.

Aunque algunos empleados de Citgo han sido acusados de irregularidades en otros casos, hasta ahora ningún ejecutivo había sido acusado de complicidad con el narcotráfico. Orense está acusado de sobornar a líderes militares venezolanos para asegurar el transporte seguro de sus drogas. Se ha declarado inocente de los cargos de conspiración para la importación de narcóticos y posesión criminal de armas.

Los fiscales no han revelado la identidad del testigo que declarará sobre el CEO, pero en los documentos judiciales se le describe como un exmiembro del equipo de seguridad de Orense entre 2003 y 2010. Según un agente de la DEA, el testigo fue condenado por fraude en Estados Unidos en 2015 y está siendo remunerado por cooperar con las autoridades.

Se espera que el testigo declare cómo Orense y un antiguo jefe de inteligencia militar venezolano acordaron que una persona de confianza ocupara el cargo de CEO de la compañía estadounidense para facilitar el lavado de dinero proveniente del narcotráfico. El abogado de Carvajal, Zachary Margulis-Ohnuma, afirmó que parecía que el jefe de inteligencia militar al que se referían los fiscales era su cliente, pero negó las acusaciones. Carvajal fue extraditado de España a Nueva York a principios de este año y se ha declarado no culpable.