Shell espera obtener una licencia más larga de EE UU antes de invertir en el campo Dragón

0
422

La compañía petrolera Shell está esperando obtener una licencia a largo plazo de Estados Unidos antes de tomar una decisión final sobre su inversión en el proyecto de gas natural Dragón en Venezuela.

A principios de 2023, Washington otorgó una licencia de dos años para negociar y desarrollar el campo de gas en aguas venezolanas, cerca de la frontera con Trinidad y Tobago, que contiene una gran cantidad de reservas de gas. Esta licencia permite a Shell operar en conjunto con las empresas estatales Pdvsa y NGC en el proyecto. En octubre de 2023, la licencia fue extendida hasta octubre de 2025, lo que permitió que Venezuela recibiera los ingresos de las ventas de gas en efectivo.

Por su parte, el gobierno venezolano otorgó una licencia de 30 años en diciembre para que Shell y NGC tuvieran los derechos de producción y exportación de gas a Trinidad. Sin embargo, Shell está presionando para obtener una licencia estadounidense más larga, ya que es posible que la construcción del proyecto no esté completa cuando la licencia actual expire.

Según fuentes cercanas al asunto, Shell propuso inicialmente una licencia de 15 años. La compañía espera que Estados Unidos otorgue esta licencia, ya que no están dispuestos a invertir más de 1.000 millones de dólares sin tener seguridad sobre su inversión.

El Ministro de Energía de Trinidad, Stuart Young, ha estado en conversaciones con Venezuela y Estados Unidos sobre este tema. Incluso se reunió con el Subsecretario de Estado para Recursos Energéticos de Estados Unidos el mes pasado. Young señaló que una licencia de dos años tiene un plazo limitado y que esta transacción requerirá más tiempo. Por lo tanto, es necesario obtener una licencia a largo plazo para poder llevar a cabo el desarrollo completo del campo de gas.

En resumen, Shell está buscando obtener una licencia a largo plazo de Estados Unidos antes de tomar una decisión final sobre su inversión en el proyecto de gas natural en Venezuela.

Aunque el gobierno venezolano otorgó una licencia de 30 años, Shell necesita una licencia estadounidense más larga para poder desarrollar conjuntamente el campo de gas con NGC. La compañía espera que se le otorgue esta licencia en un futuro cercano para garantizar su inversión.