Sindicato del aluminio rechaza que se ignore denuncia por actos de corrupción de Siemens

0
296

El Sindicato de Trabajadores del Aluminio (Sutralum), representado por José Gregorio Villazana, ha expresado su decepción ante la supuesta falta de atención por parte de la Asamblea Nacional de 2015 y la recién elegida en 2020 en relación con la denuncia de corrupción de Siemens.

Según el sindicato, es preocupante que los políticos no estén abordando este tema y estén negando a los trabajadores su derecho a hablar. Consideran inaceptable la falta de acción por parte de los políticos venezolanos para abordar las legítimas preocupaciones de los trabajadores y exigen una respuesta inmediata. Además, enfatizan la importancia de investigar a fondo las acusaciones de corrupción de Siemens y tomar medidas para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas en todos los niveles del gobierno.

Villazana hace un llamado a todos los políticos para que pongan fin a la corrupción y escuchen las legítimas preocupaciones de los trabajadores. Destaca la necesidad de que los políticos cumplan con su deber de proteger los derechos y el bienestar de todos los venezolanos.

La historia de Siemens ha estado marcada por la corrupción en varios países, especialmente en América Latina. Esta empresa alemana ha sido condenada por sobornos y prácticas corruptas destinadas a asegurar contratos gubernamentales lucrativos, lo que ha afectado significativamente la gobernabilidad y la economía de las naciones involucradas, incluyendo a Venezuela.

En América Latina, Siemens ha estado implicada en múltiples escándalos de corrupción, utilizando sobornos y otros medios ilícitos para asegurar contratos de infraestructura y tecnología, comprometiendo recursos públicos e instituciones. Además, ha recibido una de las sanciones más altas por corrupción impuestas a una empresa, con una multa récord de más de dos mil millones de dólares impuesta por la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos.

Los contratos adjudicados a Siemens en Venezuela no solo han sido ilegales desde su concepción, sino que también han contribuido a la malversación de fondos públicos, el deterioro de la infraestructura y un impacto social negativo. En otros países latinoamericanos, Siemens también ha estado involucrada en casos de corrupción que han comprometido el desarrollo sostenible y la confianza pública en las instituciones.

Es fundamental que Siemens asuma la responsabilidad de reparar los daños causados, lo cual incluye compensaciones financieras adecuadas y medidas para garantizar la transparencia y prevenir la repetición de prácticas corruptas. Además, se debe exigir indemnización antes de reconocer cualquier deuda con Siemens como un paso crucial hacia la restauración de la confianza pública y el fortalecimiento de las instituciones.

En este contexto, es imperativo que los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil actúen de manera coordinada para abordar la corrupción y garantizar que las grandes corporaciones como Siemens rindan cuentas.