Sorbetes de papel bajo la lupa: ¿son realmente una opción ecológica?”

0
379

La tendencia de reemplazar las pajitas de plástico por las de papel ha sido promocionada como una opción más amigable con el medio ambiente. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que esta alternativa no es tan favorable como se creía.

El estudio, publicado en la revista Food Additives and Contaminants, reveló que la mayoría de las pajitas de papel analizadas contenían sustancias químicas sintéticas conocidas como PFAS. Estas sustancias son acumulativas y potencialmente tóxicas para los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

El estudio examinó 39 marcas de pajitas en Bélgica, realizando pruebas en pajitas hechas de papel, bambú, vidrio, acero inoxidable y plástico. Se encontró que el 69% de ellas contenían PFAS, siendo las pajitas de papel las que presentaban mayores concentraciones de estas sustancias. El ácido perfluorooctanoico (PFOA) fue el PFAS más común encontrado en las pajitas.

Aunque las cantidades de PFAS detectadas fueron bajas, existe la preocupación de que la acumulación de estas sustancias en el cuerpo pueda tener efectos peligrosos para la salud, como cambios en las enzimas hepáticas, aumento de la presión arterial y ciertos tipos de cáncer.

Ante esta situación, los investigadores sugieren el uso de pajitas de acero inoxidable como alternativa, ya que no se encontraron PFAS en ellas. También se plantea la posibilidad de evitar el uso de pajitas en general.

Si bien se desconoce si los químicos se filtran en los líquidos, es importante considerar si el uso de pajitas de papel realmente contribuye a la sostenibilidad, ya que se ha demostrado que contienen sustancias tóxicas.

En conclusión, la sustitución de las pajitas de plástico por las de papel no parece ser la mejor alternativa, ya que estas últimas contienen sustancias químicas perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Se recomienda considerar el uso de pajitas de acero inoxidable o evitar el uso de pajitas por completo.

Por Infobae